porno

El loco y el obrero

El loco y el obrero

Por Carlos Reyna

La plata no llegaba sola hasta Ruiz Ninasqui Barrios, el solitario asaltante y secuestrador que puso en peligro la vida de unas treinta personas hasta que una bala de francotirador lo mató en esa Tarde de Perros a la peruana que ocurrió en el jirón Gamarra, el emporio emprendedor.

La plata nunca llegó hasta Ninasqui, joven, pobre y serrano. Por eso, cuando quiso estudiar, mas bien lo reclutaron a la fuerza para que sirva en el Ejército. De allí regresó cambiado, con las cicatrices del maltrato grabadas en el alma ensombrecida y con cierto aprendizaje en armas y explosivos.

Ninasqui no pudo ir a la universidad, curar a su hermana accidentada, atender al padre paralizado por un derrame, curarse él mismo de los dolores de su cabeza perturbada ni aliviar a la madre más y más afligida. Y se vino al Jirón donde dicen que la plata fluye a raudales. Ya muerto, a Ninasqui le dicen el loco de Gamarra, como si en su acto violento no hubiera nada más que la extraña irracionalidad de un individuo.

Pero hay muertes de estos días cuya relación con cuestiones sociales y políticas aparece de modo muy visible. Se trata de la violencia activada por mafias de matones y extorsionadores en las obras de construcción civil. Sacan plata del desempleo de unos y la inseguridad de otros.

Uno de los blancos de esta violencia es la Federación de Construcción Civil base de la CGTP. Este es el gremio reconocido por los propios empresarios de CAPECO para los tratos laborales en el sector y, por ello, es un obstáculo para los mafiosos. Parte de estos tienen relación con la CTP aprista, a su vez protegida por este gobierno.

Una de las víctimas recientes de estos ataques a las bases de dicha federación ha sido Luis Huapaya Huamán, obrero muerto a balazos en uno de varios casos en el Sur chico, una zona donde han proliferado ese tipo de mafias.

La muerte de Huapaya no alcanzará a tener la cobertura de Ninasqui, acaso porque el tipo de violencia que la produjo ya no parece tan extravagante sino mas bien rutinaria en el Perú de hoy, donde el crecimiento económico convive con la degradación social y el pasmo de las instituciones.

En todo caso, ni uno ni otro tuvieron esa suerte de algunos que saben cómo la plata llega sola, el Presidente el más notable.

Suscribirse a nuestro Boletín

Ingrese su email:

Columna de Opinión por Autor

pluma_y_papel

logo-inferior   Copyleft 2012 Lima - Perú   KYBERNET
Gestionamos información para generar conocimiento
Web site desarrollado por Kybernet, usando Joomla con licencia GNU/GPL.
google adsense adwords google adsense adwords