porno

El Perú necesita una izquierda leal a sus principios

 

 

El Perú necesita una izquierda leal a sus principios

op-pr04Por el Partido Comunista del Perú - Patria Roja

El Comité Central del Partido Comunista del Perú-Patria Roja, frente a la decisión del Movimiento Nueva Izquierda-MNI- de no participar en el proceso electoral, ante la imposibilidad de una candidatura unitaria de la izquierda, el nacionalismo y el progresismo; se dirige al país, para expresar lo siguiente:

1. Como consta en documentos que se difundirán próximamente, el Partido como el MNI trabajaron intensamente, a lo largo de los últimos años, por alcanzar la gran unidad para el gran cambio, en respuesta al proyecto neoliberal. El eje de esta estrategia era el frente único, como requisito para aspirar a una victoria electoral e instalar el gobierno que abra paso a un nuevo rumbo para el país.

 

2. Esta amplia unidad no ha sido alcanzada. De un lado como consecuencia de la estrategia de la derecha orientada a impedirlo, recurriendo a la manipulación mediática y otros medios de presión; del otro, por el sectarismo, la estrechez de miras, el caudillismo, la falta de visión estratégica y la sobreestimación de las propias fuerzas de más de uno de los actores del bloque de las izquierdas, el nacionalismo y el progresismo.
3. Subestimar las fuerzas de la derecha y descuidar su manejo estratégico y sus movimientos tácticos es un grave error. Lo es también sobrestimar las propias. Haciendo tienda aparte, se puede alcanzar posicionamiento político, pero no ganar una batalla. Un cambio de rumbo es inviable sin acceder al gobierno de la nación, sin contar con una representación calificada en el Congreso, y sin un fuerte compromiso y respaldo del movimiento social, étnico y cultural, que asegure estabilidad y gobernabilidad frente a una derecha que hará lo imposible para aislarlo, erosionarlo y buscar su fracaso.

 

4. La historia peruana es rica en oportunidades perdidas. Izquierda Unida, como consecuencia de errores propios, es un ejemplo en el campo popular. El PNP estuvo a punto de llegar al gobierno y logró una bancada caudalosa. Los resultados también están a la vista. Fuerza Social, por circunstancias especiales llegó al gobierno municipal de Lima, con aura de renovación. Fue suficiente la carta de la Sra. Villarán, una forma de hacer política deleznable, antidemocrática, antiunitaria, desleal, para romper una unidad frágil y dificultosamente trabajada y evaporar esa aura renovadora.

5. En estas condiciones de fragmentación en el ámbito de las fuerzas del cambio en sus diversos matices, y al no haberse producido la alianza electoral por la que abogamos siempre, lo correcto es no participar en esta oportunidad con una plancha presidencial que represente al MNI, ni con listas parlamentarias. Dar un paso atrás para reordenar las filas y luego dar dos pasos adelante. Sin embargo, siendo la lucha electoral fundamental en la disputa por el gobierno y la representación en el Congreso, no agota la participación en la vida política nacional. Hay otras formas de acción política social y de masas que hay que asumirlas con iniciativa y creatividad.

6. Los hechos confirman que no están aún maduras las condiciones para la construcción de una gran unidad popular, democrática y patriótica, ni contamos con la fuerza suficiente y el liderazgo para garantizarla. Ésta sigue siendo la gran tarea a construir para el mediano plazo. Debemos admitir, sin embargo, que sobreestimamos esta posibilidad así como la fuerte carga coyunturalista que aún domina el pensamiento político en el campo popular. Si se quiere ser gobierno, la condición primera es la unidad más amplia posible, además de la firmeza y resistencia frente a la presión y la ofensiva de las fuerzas de la derecha y el conservadurismo.

7. Es indispensable construir una corriente neta de izquierda renovada, suficientemente fuerte para no ceder ante las presiones de la derecha como ocurre aún, que no tema afirmar su identidad, que por su legitimidad e influencia sea capaz de atraer a los sectores medios, con vigencia política real en el pueblo y capacidad de construir liderazgo político y electoral solvente, creíble, enraizado en la sociedad. A esta tarea dedicaremos nuestros esfuerzos a lo largo de este período.

8. Las diferencias de visión y táctica puestas de manifiesto en estos meses no nos llevan a confundir la naturaleza de las contradicciones ni perder de vista quienes son nuestros adversarios y quiénes nuestros amigos o potenciales aliados.

9. La política, es entre otras cosas, principios, ética, lealtad; y con nuestra actitud presente, queremos ayudar a ennoblecerla, a recuperarla en sus esencias, a buscar librarla del pragmatismo y el utilitarismo a ultranza, de su mercantilización, de los cupos y cuotas, que lamentablemente la han secuestrado.

10. El PC del P-PR afronta como siempre, esta difícil coyuntura, con unidad, disciplina y voluntad en nuestros objetivos; reconociendo la actitud de otros sectores con los que coincidimos en esta línea de reacción.

¡Nos ratificamos en la unidad de la izquierda, el pueblo y la Nación!

Lima, 20 de diciembre de 2010

Comité CentralPartido Comunista del Perú – Patria Roja

Suscribirse a nuestro Boletín

Ingrese su email:

logo-inferior   Copyleft 2012 Lima - Perú   KYBERNET
Gestionamos información para generar conocimiento
Web site desarrollado por Kybernet, usando Joomla con licencia GNU/GPL.
google adsense adwords google adsense adwords