porno
EDITORIAL

armando01cDe vuelta, a acomodarse y a continuar

Meses atrás, al abrir la sección especial "Los Rojos Debatimos" (Cuya última edición sale mañana), dedicada a compilar artículos y declaraciones sobre el proceso de unidad de la izquierda peruana, expresábamos desde Bajo La Lupa nuestra expectativa, pero también escepticismo, sobre las posibilidades de llevar a buen puerto a un barco que tantas veces en el pasado se fue a pique. Pues bien, una vez más el escepticismo se ve reivindicado.

Y es que a estas alturas hablar de la "unidad de la izquierda" es como describir la autopsia de una victima más de las prácticas – que tienen a la base ideas – que tanto daño han hecho en el pasado. Sin duda, durante los próximos meses seguirán saliendo artículos sobre el tema de la fallida unidad a medida que se hace el recuento de culpas y surgirán controversias en el reparto de responsabilidades, un ejercicio en el que desde Bajo La Lupa, no nos interesa ni participar ni monitorear. Que del recuento y la distribución de culpas se hagan cargo los directos y reales responsables de este enésimo fracaso.

¿Qué queda en claro de este episodio?

Primeramente; que los discursos y declaraciones rimbombantes, no son las base reales para una unidad real y duradera. Demasiados intereses enfrentados, demasiadas movidas paralelas, como para ir en una misma dirección.

Segundo, que hay muchos sectores cuyo pensamiento está atrapado por los fantasmas del pasado; marcados por ideas, conceptos y prejuicios anquilosados que son barreras para la construcción de una propuesta común.

Tercero, que aunque se ha hablado largo y tendido sobre la renovación y la transparencia, en la práctica poco se ha avanzado. Esa cultura indeseable de la camarilla, la jugada bajo la mesa y el doble discurso sigue viva. Las viejas y desgastadas prácticas sobreviven, lo mismo que las vendettas e inquinas tradicionales.

Así, se cierra un nuevo capítulo y una frustración. Los escépticos ven justificado su escepticismo. Mientras, los jóvenes, los esperanzados, los "lornas" que se la creyeron, chocan con la realidad que imponen sectores que desde hace buen tiempo basan su relevancia en el enfrentamiento y la alimentación de frustraciones.

¿Qué queda por decir, entonces?

Hay varios caminos abiertos para aquellos que están preocupados por el futuro del país expresado en la vida de la "gente de a pie". De vuelta y a acomodarse. Paciencia y buen humor para encarar el futuro, y asumir los retos que se vienen con decisión y optimismo, pero también con una buena dosis de realidad. Una parte de la izquierda ha optado por integrarse electoralmente con el nacionalismo, otros han optado por ir solos a las elecciones, y otros sectores han decidido abstenerse electoralmente. Sin embargo, más allá de las diferentes opciones tomadas, todos estos sectores tienen compromisos que cumplir en la gestión de los nuevos gobiernos regionales y locales que han ganado a todo lo largo del país, la lucha en el campo social y en la construcción de una alternativa renovadora. Así que la vida sigue.

La vida también sigue aquí en Bajo La Lupa: Para tratar el tema de las elecciones 2011 estamos creando una sección especial donde pondremos los diversos materiales relacionados con este importante proceso, e iremos presentando otras novedades en el Web Site, la Revista y Bajo La Lupa TV, siempre con el propósito de entregarles análisis y propuestas que contribuyan a la discusión sobre como construir un país más justo y democrático.

Por Armando Mendoza
Director de la Revista
Grupo Bajo La Lupa

Suscribirse a nuestro Boletín

Ingrese su email:

logo-inferior   Copyleft 2012 Lima - Perú   KYBERNET
Gestionamos información para generar conocimiento
Web site desarrollado por Kybernet, usando Joomla con licencia GNU/GPL.
google adsense adwords google adsense adwords