porno
EDITORIAL

armando01cPerú Seguro: ¿Sueño Imposible?...

Por Armando Mendoza
 
El tema de la seguridad ciudadana es; que duda cabe; una de las preocupaciones centrales de los peruanos; como evidencian numerosas encuestas, en las cuales; al preguntarse cuales son los principales problemas que el país encara y que deberían ser temas prioritarios en la agenda pública; una mayoría de los encuestados respondió mencionando la multiplicación de la delincuencia y la creciente inseguridad.

En efecto, las estadísticas de la delincuencia y la violencia en el Perú se han incrementado dramáticamente en los últimos años; paradójicamente, de la mano del crecimiento económico. Así, si en el año 2002 teníamos una tasa anual de 4 homicidios por cada 100 mil habitantes, para el 2009 ya registrábamos 10 homicidios por cien mil habitantes; un crecimiento del 150% en menos de 7 años.

Al respecto, muchas explicaciones pueden darse desde una perspectiva sociológica o criminológica, sobre porque un periodo de auge económico se ha visto reflejado en una expansión de la violencia y la delincuencia común. Sin embargo, hay que señalar que explicaciones como la ensayada meses atrás por Alan García (hay más delincuencia porque hay más progreso) más allá de lo chocante y absurdo no hacen mas que reflejar la ligereza con que desde el gobierno se ha tratando un tema que para muchos peruanos es; literalmente; de vida o muerte.

Esa misma ligereza se ha visto, asimismo, en sucesivos nombramientos como Ministro del Interior, de personajes cuyas conocimientos y competencias en temas de seguridad ciudadana y lucha contra la delincuencia han sido, en su mayoría, pobres, por no decir inexistentes. Desde la inefable Meche Cabanillas auto condecorándose, hasta el Gral. "Pishtaco" Salazar y sus botellones de aceite; la evidencia indica que el actual gobierno no ha tenido ni la capacidad ni el interés de lidiar con el problema de la delincuencia.

Esta situación tiene que cambiar; pues no podemos continuar con políticas de seguridad pública que están basadas en la irresponsabilidad y la displicencia, lo cual ha llevado a un surgimiento explosivo de las practicas de autojusticia no regulada en muchas localidades, donde la población, harta de sentirse abandonada y desprotegida, se ha tomado; literalmente; la ley en sus manos, con derecho de vida o muerte. Así, hoy en día existen zonas de nuestro país donde el estado y la ley no existen, y lo que rige es el sálvese quien pueda.

Las próximas elecciones generales son una oportunidad para dar al tema de la seguridad ciudadana la importancia que debiera tener dentro de las políticas de estado. Ojala, esta vez tengamos propuestas integrales para la lucha contra la delincuencia, que vayan a las raíces del problema con soluciones realistas, que reconozcan que el problema de la delincuencia requiere una solución paciente y compleja; superando las declaraciones demagógicas y punitivas de siempre, donde se asume que aplicando la pena de muerte a troche y moche se soluciona todo.
Ojala, porque el imaginar al Perú como país desarrollado, que además sea segura, por ahora parece un sueño imposible.

Por Armando Mendoza
Director de la Revista Bajo La Lupa
Grupo Bajo La Lupa
.

Agregar Comentario


Código de Seguridad
Refrescar

Suscribirse a nuestro Boletín

Ingrese su email:

logo-inferior   Copyleft 2012 Lima - Perú   KYBERNET
Gestionamos información para generar conocimiento
Web site desarrollado por Kybernet, usando Joomla con licencia GNU/GPL.
google adsense adwords google adsense adwords