porno

La Indolencia, Desesperación y Miedos del Sistema

La Indolencia, Desesperación y Miedos del Sistema

op01-fracasoPor Rene Galarreta

Esta vez no llenaremos este nuevo artículo de cifras de encuestas poco fiables, pues la ley peruana no lo permite. Simplemente intentaremos explicar lo que está sucediendo en el proceso electoral, que evoca lo sucedido en el 2006, y en otros procesos peruanos, con comportamiento cíclico.

No diremos que no lo advertimos. La llegada de Ollanta Humala en el 2005 puso en la agenda la indolencia del modelo de desigualdad y corrupción, encadenada a la Constitución de 1993, hecha por el fujimontesinismo y avalada por demócratas hipócritas que dicen combatir dictaduras, pero que se allanan para conservar los favores del neoliberalismo. Los lamentos ahora son a destiempo. Las portadas manipuladas e injuriosas ya no surten efecto. Las campañas y spots millonarios son dinero al agua. La desesperación y desaliento presente en salas de redacción, sets de televisión, columnas pagadas, comentarios o discusiones en twitts y facebooks ha llegado al límite. Podemos enumerarlos: Rosa María Palacios, Cecilia Valenzuela, Fernando Rospigliosi, Juan Carlos Tafur, Augusto Álvarez Rodrich, Marco Sifuentes, Heduardo, Carlín, La Mula, 90 Segundos, Mario Vargas Llosa, Mónica Delta, Aldo Mariátegui, Patricia Del Río, Raúl Vargas, Juan Paredes Castro, Jesica Tapia, Pamela Vértiz, Raúl Tola, Sol Carreño, Jaime Chincha, Carlos Basombrío, Cecilia Blume, Claudia Cisneros, Milagros Leiva, etc. Todos ellos han tratado de defender lo indefendible y de desacreditar en el transcurso de cinco años, no las propuestas, sino a la persona que encarna el hartazgo de un modelo.

Lo más resaltante sea quizá la percepción y por tanto, el poco respaldo del electorado sobre el descrédito de las opciones que presentó la derecha. Hemos escuchado nuevamente los mismos adjetivos y descalificaciones del 2006: Salto al vacío, dictadura, estatismo, chavismo, velazquismo, etc. Pero eso ya no es suficiente. Y a nivel de propuestas era evidente que a la derecha le faltaban ideas. A pesar de las CADE y los estudios de Michael Porter, la indiferencia en la resolución de la injusticia social persistía y los conflictos sociales se incrementaban. Mientras unos bailaban con ppkuys y otros se hacían pruebas toxicológicas, unos hacían competencias de canciones y otras polladas millonarias. Y alguno era tocado obscenamente previo pago concertado, y otros eran respaldados por García previa cita en Asia y balnearios. Pero lo que más dilapidó a la derecha a un día de las elecciones, fue su nula modestia y el poco desprendimiento para unirse contra lo que consideraban el cáncer o el sida. Y mucho han tenido que ver esas encuestas y patinólogos que decían que Ollanta ya había sido, que había desaparecido, que sólo compiten tres, que no existe insatisfacción al modelo, y un largo etc. de necedades. Hemos comprobado, como fue nuestra teoría desde el principio, que las encuestadoras han sincerado sus cifras, estando en este momento igualados los votos de Gana Perú, a aquellos recibidos el 2006 por el Nacionalismo. La desesperación, el lloriqueo, el pedido de apoyo de apristas, el respaldo de escritores y pintores solicitando deponer candidaturas, son manotazos de ahogado, que por el poco tiempo, tendrán poca difusión en bases, que votarán en su mayoría contra el sistema económico que los ignora.

¿Qué se viene? El entendimiento de que estos resultados que disgustan a empresarios lobistas y politiqueros corruptos que viven del Estado, radica en su indiferencia e indolencia. La hora de las definiciones de esos "demócratas" de café, bares y redes sociales en la izquierda y derecha que dicen rechazar el fujimontesinismo, pero que viven cómodos en su sistema. La incoherencia entre descalificar una opción de cambio, respaldando a su vez un modelo económico que la mayoría rechaza. El discurso, hipócrita o no, contra un indigno chorreo, mimetizando dos polos opuestos, que irónicamente afirman modificarán el modelo, uno respaldado oportunamente para no cambiar la constitución, y el otro, sinceramente vapuleado por el gobierno y los medios de prensa para evitar que pueda cambiarla. Y los peruanos deberán escoger entre esas opciones que la minoría detesta, pero que tampoco hicieron mucho o nada para evitar el crecimiento del descontento popular...

Agregar Comentario


Código de Seguridad
Refrescar

Suscribirse a nuestro Boletín

Ingrese su email:

logo-inferior   Copyleft 2012 Lima - Perú   KYBERNET
Gestionamos información para generar conocimiento
Web site desarrollado por Kybernet, usando Joomla con licencia GNU/GPL.
google adsense adwords google adsense adwords