bad fake rolex are rolex watches on poshmark fake authentic rolex pen verses fake replica quality panerai watches copy hublot best replika
porno

Bagua: Doble espíritu de cuerpo, doble impunidad

Opinión - Wilfredo Ardito Vega

Impunidad
El año pasado, en la noche del 5 de junio, con muchas personas participé en una protesta contra lo que entonces creíamos que había ocurrido en la selva: una masiva masacre de indígenas que exigían sus derechos.  De hecho, se hablaba de decenas o centenares de muertos y desaparecidos. 

Actualmente, sabemos que ese día perecieron 34 personas, de los cuales 24 eran policías (incluyendo al desaparecido Mayor Felipe Bazán).  Nueve de ellos fallecieron en el episodio más cruel de ese día terrible: la masacre de la Estación 6 de Petroperú, donde fueron asesinados a sangre fría mientras estaban maniatados.  

Cuando supe de este crimen recordé la masacre de Los Naranjos, donde inclusive varias niñas fueron violadas, y el asesinato de cuatro brigadistas del Ministerio de Salud en el río Cenepa (RP 43).   En todos estos casos, como en la Estación 6, los responsables fueron indígenas awajún.  

¿Podría plantearse alguna justificación cultural cuando quienes cometen delitos tan atroces son indígenas?   Aunque el artículo 149 de la Constitución reconoce a las autoridades de las comunidades nativas la facultad de administrar justicia, coloca como límite el respeto de los derechos humanos, por lo cual es inadmisible que un grupo de indígenas asesine o torture a una persona.  Lo mismo establece el Convenio 169 de la OIT sobre derechos de los pueblos indígenas.  

De otro lado, el artículo 15 del Código Penal dispone que, si una persona comete un crimen porque su cultura o sus costumbres le impidieron ser consciente del carácter delictuoso de su acción, podría ser eximido de responsabilidad penal.   Es verdad que la cultura awajún es una cultura guerrera, donde tradicionalmente las muertes debían ser vengadas y se percibía a los foráneos como seres inferiores, pero difícilmente los involucrados podrían argumentar que no comprendían que era un delito asesinar a un policía maniatado, a un médico o a una niña cajamarquina.

Debe precisarse, también, que muchos awajún rechazan este tipo de crímenes (y lograron salvar a los demás policías detenidos en la Estación 6) pero que algunos dirigentes, en un equivocado espíritu de cuerpo han rehusado colaborar con las investigaciones policiales y hasta pretenden que se amnistíe a los asesinos.  

Un segundo tema que debe tomarse en cuenta es que buena parte de los civiles muertos no eran awajún, ni estaban en la Curva del Diablo.  Eran habitantes de las ciudades de Bagua (Angel Pozo y Abel Ticlla) y Bagua Grande (Porfirio Coronel y Alejandro Salazar), todos ellos víctimas de la violenta represión policial que hubo en ambas localidades.   Sus familiares recalcan que la policía les disparó a quemarropa  y que ellos no estaban formando parte de las protestas.   El caso de Leydi Luz, la niña de siete años que recibió un disparo en el abdomen,  corrobora la versión sobre la brutalidad policial.   Esa tarde, además, un helicóptero de la policía llegó a Bagua para evacuar heridos, pero sólo embarcó a los policías, dejando a Leydi y a otras personas en grave estado.    El accionar policial dejó centenares de heridos de bala, los cuales sólo se salvaron debido a la ayuda que brindó la Iglesia Católica en la zona, en Chiclayo y Lima. 

A lo largo de estos doce meses, muchas personas han insistido que “lo ocurrido en Bagua no debe repetirse”.  Lamentamos informarles que sí se ha repetido: este año tuvimos los cuatro muertos de Piura, entre ellos dos escolares y los cinco muertos de Chala.   En estos casos, como en varios otros, la policía pretendió enfrentar protestas y manifestaciones mediante una represión indiscriminada.  

El uso desproporcionado de la fuerza letal ha sido una de las peores características de este régimen, desde la  muerte del empresario Guillermo Li, abaleado en Monterrico hasta el pequeño Imel Huayta, de sólo ocho años.  El espíritu de cuerpo ha funcionado también dentro de la policía y ha dejado estos hechos en la impunidad.  Las muertes se han concentrado en los períodos de Alva Castro, Cabanillas y Salazar en el Ministerio del Interior, todos ellos con un enfoque marcadamente represivo.

Existe un creciente consenso en que la causa del conflicto fue la ignorancia de las autoridades peruanas sobre los derechos y la misma existencia de los indígenas amazónicos.   Esta actitud se hizo más grave cuando Alan García asumió el poder, como se muestra por las múltiples concesiones otorgadas en la selva, entre otras, a la Minera Afrodita en territorio awajún y por la pretensión de construir la represa Pakitzapango, que inundará catorce comunidades asháninkas.  

Al parecer, la reciente Ley de Consulta Previa, aprobada por el Congreso, permitiría una nueva relación entre el Estado peruano y los pueblos indígenas amazónicos.  Y, con el argumento que se debe pensar en el futuro, algunos awajún, policías o políticos preferirían que las muertes fueran olvidadas.  Yo creo que para pensar en el futuro es necesario que haya justicia.    


ADEMÁS…

  • Dado que la sociedad reaccionó con poco entusiasmo frente al Día del Ron, el gobierno encontró en el caso de Joran van der Sloot la cortina de humo perfecta para que el primer aniversario de las masacres del 5 de junio pasara a segundo plano.

  • Como en años anteriores, las tiendas Ripley y Saga Falabella realizan sus campañas por el Día del Padre mostrando solamente imágenes de niños y padres rubios, que en nada se parecen a la mayoría de padres peruanos.  Recomendamos a los lectores abstenerse de adquirir regalos en estos locales. 

  • Sin que esté funcionando el Metropolitano, fue modificada la ruta de varias líneas de transporte público afectando especialmente a la población del sur de Lima. Pese a los grandes costos y la gran publicidad, el Metropolitano no cumplirá ni la tercera parte de los viajes que hace veinte años se realizaban con Enatru en la Vía Expresa. 

  • La Municipalidad de Pueblo Libre publicó las sanciones a aplicar a restaurantes y bares que permitan fumar al público.  Esperemos que Miraflores, Barranco y otros distritos sigan pronto este ejemplo.  

  • El casino Parisien y las empresas Gildemeister y Graco pueden ser severamente sancionadas por la publicación de avisos que discriminan por edad y por sexo.  Debe señalarse que la Ministra de Trabajo ha asegurado que habrá mucha severidad contra la discriminación en el empleo. 

  • Al respecto, agradecemos a la empresa de taxis Rapired por la publicación de un aviso rectificatorio de una oferta de empleo anterior.


APORTES Y COMENTARIOS: (Sobre la RP 307, ¡Asiento Reservado!): 

  • Creo que lo mejor de esta etapa de nuestras vidas es la satisfacción que nos da empezar a cosechar lo que sembramos, tanto en cuestión de afectos, aprendizaje, convicciones, luchas, etc. También es lindo tener la paz y madurez necesarias para disfrutar con intensidad cada momento de nuestras vidas, desde los más sencillos hasta los más complejos (Una historiadora).
  • Pues yo te llevo te llevo un par de añitos,  recurro al pomo para no lucir mis canas y antes de bailar salsa, marinera o un melodioso vals, me tengo que frotar las rodillas.  Muchas veces me pongo contenta las pantuflas en señal de “¡Esta noche no hago vida social!”.  Ya me acostumbré a lo de seño... y acepto con gratitud que me cedan el asiento...   ¡PERO CUESTA ACEPTAR ESTA REALIDAD!   Y sin embargo lo tomo como un reto...  (Una funcionaria holandesa). 
  • Recuerdo la primera vez que me llamaron señor: hace aproximadamente cuatro años, cuando era alumno de la Facultad y una cachimba de Letras me preguntó: “Señor, ¿sabe dónde está el pabellón Z?” Reconozco que no me agradó mucho, pero creo que ya lo superé y ahora prefiero que me digan señor antes que joven.  Sin embargo,  hace algunos meses alguien llamó señora a mi enamorada y me costó casi dos horas convencerla de que no se veía como una señora ¿Será que para los hombres es más fácil aceptar ese cambio que para las mujeres? (Un abogado de 27 años).  
  • La condición de señor o señora tiene diferentes interpretaciones que se definen por el espacio, el lugar, el tiempo y las costumbres. Desde que tengo 25 años muchos me llaman señora.  Acá hay gente que pregunta “¿Señora o señorita?” y yo, entre ofendida y divertida, digo que soy “señorita”.  Lo que sí me desagrada es cuando me dicen "Sí,  linda" o "Claro, cariño", pero creo que es otro choque de culturas y formas (Una periodista de Lima, viviendo en Tarapoto).  
  • Ahora que pasan los años siento que debo tratar de "tú" a algunas personas que antes solo trataría de "usted". Creo que ahora ya pertenezco a ese grupo social de los "mayores".  Aún me genera dudas cuando los tuteo, pero supongo que con el tiempo me será más fácil (Un lingüista). 
  • Pues yo tengo ya 41 años y en Madrid me siguen llamando chico.  “Acá hay un chico que está preguntando por ti”.  No sé cuándo seré señor.   (Un abogado español).
  • Con los años, ya no te obligan a dar el asiento como pasaba antes, cuando todo el micro se te iba encima si no lo hacías.   Yo les digo a las personas  mayores que tienen todo el derecho de reclamar y no esperar que de buena gana alguien se levante a ofrecérselo.  Con los años, uno debe aprender a decir al pan, pan y al vino, vino, sin usar tanta diplomacia para decir las cosas, menos aún para exigir los derechos. 
  • Otra cosa buena de ser mayor es que tu organismo te obliga a volverte refinado con las comidas y bebidas.  Yo me doy cuenta que un café caro no me produce agruras y un vino barato lo único que hace es provocarme una resaca terrible. 
  • Lo que sí me desilusiona, es que esta sociedad ve el paso de los años como si fuera una enfermedad.  Hay jóvenes que se burlan de tus años y ni siquiera pueden jactarse de haberte superado: tengo alumnos que saben muchas menos cosas que yo de la internet, pese a que prácticamente nacieron con ella (Un profesor universitario). 
  • Yo mas bien he visto que muchas personas fingen que no ven a un pasajero anciano, hasta que el cobrador de la combi no les llama la atención y se enojan si estas personas reclaman.  
  • Siento que los mayores o ancianos somos vistos como algo penoso o desagradable.   Estamos perdiendo validez ante los ojos de los demás, nos devaluamos.  Pareciera que pasamos a una categoría que linda con la “incapacidad”.  En cambio, cuando yo era niño y vivía en la Sierra, nuestros padres nos inculcaban el respeto por las personas mayores. (Un profesor). 
  • Por el título pensé que el artículo iba a ser sobre la atención preferencial.  Esta ha sido una batalla que, durante mi embarazo, no he podido ganar y eso que me gusta exigir que se cumplan mis derechos.  En un principio lo hacía, inclusive con una sonrisa en la cara, pero luego, conforme avanza el embarazo, ando tan cansada que he preferido simplemente sentarme a esperar que alguien menor de 60 años, sin embarazo y sin ninguna discapacidad sea atendido antes que yo (Una abogada e inminente madre).  
  • Sobre cómo claudican algunas personas con el paso del tiempo, no pocas veces me he preguntado: ¿Qué le ocurrió?   Las respuestas tienen que ver principios y valores.  Creo que el afán de figuración, el ansia por el poder y el deseo del dinero andan sueltos, y si la estructura de valores, las convicciones y principios no son sólidos, seguirán existiendo “tránsfugas” de sus antiguos ideales (El  profesor anterior). 
  • Yo creo que al final una no está sola con su consciencia.  Tenemos el apoyo de los amigos, que nos ofrecen una red de soporte social muy fuerte, pero también pueden existir otras personas, que no conocemos personalmente pero que defienden sus convicciones y siguen trabajando por un Estado más inclusivo y una sociedad más dialogante.   A veces, cuando los encuentro en los medios de comunicación, creo reconocerme en algunas de sus historias (Una periodista). 
  • La edad es lo de menos, la cuestión es no perder la línea, que no es precisamente la del abdomen (Fernando Montalbán)

LA FRASE W:  No defiendes la vida si quieres saber cómo pensaba una persona, antes de indignarte por su muerte.

Suscribirse a nuestro Boletín

Ingrese su email:

Columna de Opinión por Autor

pluma_y_papel

logo-inferior   Copyleft 2012 Lima - Perú   KYBERNET
Gestionamos información para generar conocimiento
Web site desarrollado por Kybernet, usando Joomla con licencia GNU/GPL.