porno

Caso Ollanta

Caso Ollanta

op-01logo_ollantaxyzPor Magali Rosado

Cuando me convencí de votar por Ollanta éste tenía un humilde y moderado 12% y todavía mucha gente que conozco no se terminaba de convencer, dudaban, calculaban, hasta que ¡zas! Humala 19% y entonces se desató una fiebre que ha incomodado a muchos por el pasado común y tortuoso que compartimos, es tan tortuoso pero tan tortuoso que algunas mentes casi dementes acusan al Partido Nacionalista de ser un proyecto de derecha, pro imperialista, pro sistema y otras perlas más.

Entiendo la frustración y el enojo que en un principio podíamos sentir por la manera en que se manejó el tema electoral previo a la inscripción pero tampoco podemos negar que en ese momento hubo mucho de ingenuidad y de credulidad de nuestra parte, ya que teniendo en cuenta que el discurso de Ollanta se había tirado al centro hacía ya buen tiempito fuimos incapaces de hacer una lectura correcta de lo que iba a pasar y es que el PNP nunca en la vida iba a tener como aliado partidario formal al MNI tan fuertemente vinculado a Patria Roja. Ollanta encarna todo el radicalismo que un proyecto como el PNP puede soportar si la idea venía siendo tirarse el centro lo más lógico es que sus nuevos aliados fueran por ese camino. Si Ollanta no gana ahora tampoco irá con nosotros como aliados formales en el 2016.

Pero el enojo tiene sus fases y a estas alturas, como organización política seria y de mirada estratégica, ya lo debimos haber superado. Insultar a Ollanta no lo va a desaparecer, despreciar su proyecto político no nos va a convertir en  mejor organización política, minimizar a las masas populares que lo acompañan no va a hacer que lo abandonen. Hay más bien un deseo de promover en la gente un permanente rencor que la verdad no sirve de mucho, no porque si Ollanta gana entonces vamos a dirigir el Ministerio de Educación, sino porque nos encontramos en un momento importante (no crucial, ojo que no soy tan optimista, simplemente importante) que puede darnos la posibilidad de avanzar en temas de los que nosotros mismos hemos sido precursores e impulsores; el desarrollo de nuestros mercados internos, la elaboración de una nueva Constitución, la construcción de una sociedad plural, la recuperación de la soberanía sobre nuestros recursos naturales;  y un largo etc. ¿Vamos a darle la espalda al pueblo sólo porque no firmaron la alianza electoral con nosotros? ¿Acaso Ollanta se convierte en nuestro enemigo por eso?

A veces es fácil opinar y denostar desde la comodidad de nuestras oficinas, yo misma escribo desde la comodidad de mi cama, disfrutando de mi pan con relleno y mis cuatro meses de embarazo. Sólo que no me olvido de la gente que por ejemplo está en Islay, tierra de mi viejo, luchando por defender la tierra en la que nació, no me olvido del horror que significó para todos el Baguazo, de los trabajadores que no pueden sindicalizarse y que por tanto no pueden organizarse para exigir sus derechos, de las mujeres que no pueden disfrutar su embarazo porque sólo piensan en que él que viene es una boca más que alimentar, de los chicos que ahorita mismo están en la calle sin ir al colegio y sin tomar desayuno, de los ancianos que hoy, más tardecito rumbo al mercado me ofrecerán linaza, bolsas para la basura y por último me pedirán aunque sea un pan duro.

Así que es hora de dejar atrás el pasado aprender de sus lecciones y afrontar un futuro que avizora una segunda vuelta entre Ollanta y Keiko, situación que no admite abstenciones y que exige, incluso, el tan temido compromiso.

Agregar Comentario


Código de Seguridad
Refrescar

Suscribirse a nuestro Boletín

Ingrese su email:

logo-inferior   Copyleft 2012 Lima - Perú   KYBERNET
Gestionamos información para generar conocimiento
Web site desarrollado por Kybernet, usando Joomla con licencia GNU/GPL.
google adsense adwords google adsense adwords