porno

Los TLC y agendas de implementación

Los TLC y agendas de implementación

op-bll-01conteineragenda

Por Alan Fairlie Reinoso

El Perú ha liderado la suscripción de TLC y acuerdos norte-sur que consolidan el proceso de apertura de los noventa, pero también importantes acuerdos sur-sur y con el Asia.

La polémica fue principalmente en el TLC con los EE. UU. por el tema de subsidios agrícolas y eliminación de franjas de precios, o las críticas a excesivas concesiones en disciplinas (especialmente propiedad intelectual). Esto llevó a conflictos con la CAN. Con Europa una fue la historia de negociación en bloque y otra la “multipartes”, donde los acuerdos en la parte comercial mas allá de matices, terminaron siendo muy parecidos a los de los EE. UU. Así con Canadá, EFTA. En algunos casos, con cláusulas y/o adendas laborales y medioambientales con elevados estándares.

También se han impulsado acuerdos con diferente profundidad con países asiáticos donde destaca China, Japón, Corea. Hubo también polémica importante respecto a China aunque las sensibilidades eran en algunos productos industriales, y no agrícolas como en otros casos.

En los acuerdos sur-sur sin duda el más importante y controversial fue el suscrito con Chile. No solo por el tema de asimetrías en contra nuestra, sino por problemas constitucionales como ha fallado el Tribunal. Y porque estamos en medio de la controversia marítima en La Haya.

Esto configura no solo un “spaghetti-bowl” difícil de implementar, sino que los efectos combinados de estos acuerdos no están del todo claros. Sectores ganadores en unos acuerdos, son perdedores en otros, lo mismo en las diferentes regiones del Perú. Un análisis fino del fenómeno debería ser la primera tarea a enfrentar.

En segundo lugar, el tema de las agendas complementarias. Una es la de implementación, que se deriva de las obligaciones asumidas en los TLC. Otra es la de compensación a sectores perdedores (para lo cual es fundamental terminar la primera fase). Una tercera, la agenda de competitividad para maximizar beneficios potenciales.

El Perú ha trabajado la agenda de implementación en buena medida, no ha comenzado la de compensación y ha definido muy poco en una agenda integral de competitividad. Hay iniciativas interesantes que les falta presupuesto y recursos humanos, además de mayor peso en las decisiones políticas.

¿Qué hacer con los TLC?

Patear el tablero no parece una buena opción. Se deberían pasar los TLC que no lo han hecho para una revisión y ratificación del Congreso (como el caso de Chile, para que se implementen las observaciones del TC).

El énfasis podría estar en las agendas complementarias que, junto a los mecanismos multilaterales de política comercial y defensa comercial permitidos, busquen cautelar y corregir disparidades o asimetrías que no se hayan contemplado y sobre todo casos de competencia desleal a la producción nacional. Esto debería ser consensuado.

La otra decisión es estratégica porque hay varios regionalismos. Continuar con la apertura al mundo, pero sin abandonar la CAN, la relación con Mercosur, Unasur. O avanzar en la integración de los TLC, como la iniciativa suscrita recientemente por Perú, Colombia, Chile y México. No está clara la compatibilidad de ambos procesos. También deberíamos priorizar los BRICS, ya avanzamos con Brasil y China.

Es una compleja tarea de una estrategia integral y diferenciada que tendrá que impulsar el siguiente gobierno.

*Profesor de Economía de la PUCP.

Suscribirse a nuestro Boletín

Ingrese su email:

Columna de Opinión por Autor

pluma_y_papel

logo-inferior   Copyleft 2012 Lima - Perú   KYBERNET
Gestionamos información para generar conocimiento
Web site desarrollado por Kybernet, usando Joomla con licencia GNU/GPL.
google adsense adwords google adsense adwords