porno

Giuliani, Fujimori y yo

Giuliani, Fujimori y yo

op01-giu-keiko

Por Jo Marie Burt (*)

 Viví parte de los años 90 en Lima durante la época de Fujimori. Viví la otra parte de los 90 en Nueva York, durante el reinado de Rudolph Giuliani. Hoy el alcalde cuya administración critiqué por ser autoritario y abusivo está asesorando (en materia de seguridad ciudadana) a la hija del ex presidente (y ahora reo) que también critiqué, por ser autoritario y abusivo. ¡La vida da vueltas! Después de absorber la noticia de la llegada de Giuliani a Lima y sus giros con Keiko Fujimori al norte del Perú, decidí escribir este texto.

Algunos de mis familiares vieron a Rudy Giuliani con buenos ojos, pues consideraron que hizo a la Gran Manzana más "vivible" con su política de "tolerancia cero" a la delincuencia. Yo, como muchos de mis amigos y amigas, tenía otra apreciación. Lo que recuerdo de Giuliani es que fue un alcalde intolerante, abusivo, incluso autoritario. Lo que recuerdo de Giuliani es acusación tras acusación de abuso policial, maltrato a los ciudadanos, incapacidad de escuchar.

Participé en varias marchas y protestas contra su administración. Uno de los más grandes sucedió en marzo 1999, cuando un joven inmigrante de Guinea, Amadou Diallo<http://topics.nytimes.com/topics/reference/timestopics/people/d/amadou_diallo/index.html>, fue asesinado de 19 balazos por cuatro policías del condado de Nueva York - "New York's finest" ("lo mejor de Nueva York"), como solían referirse a la policía de la ciudad. Diallo no estuvo armado. Los cuatro policías que lo mataron decían que al acercarse a él, metió la mano en su chaqueta y pensaron que estaba buscando una pistola, y lo mataron "en defensa propia". Dispararon 41 balas –¡sí! 41 balas– y 19 le cayeron al cuerpo de Diallo, matándolo. ¿Defensa propia? Así no.

La noticia del asesinato de Diallo fue un detonante de protestas masivas <http://www.democracynow.org/1999/3/15/new_york_protests_police_killing of> contra la administración de Giuliani, quien ya había sido ampliamente criticado por su política de mano dura en el control del crimen teñida de actitudes y prácticas racistas. Un año y medio antes, otro hecho escandalizó a la ciudad y puso en relieve el lado oscuro de su política de "mano dura". En agosto de 1997, un inmigrante haitiano, Abner Louima <http://topics.nytimes.com/top/reference/timestopics/people/l/abner_louima/index.html> , fue detenido y llevado a la comisaría septuagésimo de Nueva York, donde fue brutalmente torturado. Los policías lo sodomizaron con un desatascador y le causaron heridas en el recto y la vejiga que le costaron dos meses de internamiento en un hospital.

Mientras algunos argumentan que la política de mano dura contra la delincuencia de Giuliani fue la causa principal del descenso en el nivel de la delincuencia en Nueva York, otros cuestionan ese argumento. Mejoras en la economía a nivel nacional y regional y cambios demográficos serían más bien los factores principales que explicarían el descenso de la criminalidad.

Giuliani nunca tomó en serio las protestas contra él y su política. Luego del asesinato de Diallo, el Reverendo Al Sharpton, un reconocido dirigente de la comunidad afroamericano, comenzó a organizar protestas diarias delante de la casa municipal debido a la brutalidad policial en la administración de Giuliani. Y el hecho es que Giuliani perdió la confianza de muchos ciudadanos que creían que sus tácticas en la política de seguridad eran contraproducentes e incluso criminales y que su incapacidad de escuchar a sus críticos reflejaba una tendencia autoritaria irremediable.

Luego de dos periodos como alcalde de Nueva York, quiso ganarse un puesto en el Senado, pero frente a una rival popular –Hillary Clinton– retiró su candidatura. En 2005 decidió lanzarse a la presidencia. Giuliani y algunos sectores del Partido Republicano imaginaron que sus tácticas de 'mano dura' en Nueva York lo catapultarían a la presidencia en 2008. Nada más lejos de la verdad, pues fue contundentemente derrotado en la primarias (y el candidato demócrata, Barack Obama, eventualmente ganó la presidencia) y ahora ni luce en la política de EEUU. Por eso, tal vez, vende sus servicios como asesor de seguridad ciudadana a candidatos a la presidencia de otros países, como Keiko Fujimori.

(*) Docente universitaria y politóloga norteamericana.

Suscribirse a nuestro Boletín

Ingrese su email:

Columna de Opinión por Autor

pluma_y_papel

logo-inferior   Copyleft 2012 Lima - Perú   KYBERNET
Gestionamos información para generar conocimiento
Web site desarrollado por Kybernet, usando Joomla con licencia GNU/GPL.
google adsense adwords google adsense adwords