bad fake rolex are rolex watches on poshmark fake authentic rolex pen verses fake replica quality panerai watches copy hublot best replika
porno

Una opción moral

Una opción moral

bll-especial07-25-05-2011

Por Zenón Depaz Toledo

La reflexión sobre la política ha destacado, desde antiguo, que la fuente última del poder es la confianza entre las personas, y que ésta se sostiene en el respeto de las normas de convivencia. En el extremo, ello vale aún para quienes se hallan en conflicto con la ley, pues dicha situación solo puede mantenerse porque establecen entre ellos reglas de juego que deben ser escrupulosamente respetadas.

En nuestro país la viveza y el irrespeto por los demás se difunden como modelo de vida desde las más altas esferas del poder (¿o de la impotencia?). Recordamos al actual presidente jactándose de ello al subrayar que “en política no hay que ser ingenuos” (y vaya que dio suficiente muestra de ello, haciendo lo contrario de lo que prometió en su campaña electoral). Un conocido estribillo de la Música popular dice: “en este mundo de vivos, el vivo vive del tonto y el tonto de su trabajo”. En esa perspectiva, la viveza consiste en aprovecharse de los demás, y el trabajo de los otros (percibido como cosa de tontos) está a disposición del “vivo”, para su provecho. 

El irrespeto por los demás llegó en nuestro país a grados superlativos durante el fujimorato; se respiraba en el aire de nuestras caóticas ciudades y desde allí se difundió por todos lados. Hizo parte de ello la manipulación grosera de la información a través de los más importantes medios de comunicación, cuya línea editorial se hallaba vendida. El gobierno de Fujimori  - Montesinos produjo el envilecimiento de la prensa, para envilecer a la ciudadanía. La prensa basura quedó instalada como recuerdo de ese régimen delincuencial. Sin duda, el mayor daño que el Fujimorismo le hizo al país fue de índole moral: debilitó la ciudadanía (condición que supone un claro sentido de los derechos y deberes), para tener clientes, pedilones, paniaguados, aprovechados, trepadores sin escrúpulos, haciéndose de la vista gorda ante el delito mientras “algo le cayera”.

La experiencia histórica muestra que ninguna sociedad envilecida por la entronización del irrespeto hacia los demás, puede llevar adelante grandes empresas como es la del desarrollo social. Enfrentando la crisis producida por quienes recomiendan aquello de “no seas cojudo, la plata llega sola”, el pueblo peruano ha ido afirmando entre tanto la confianza y la autoestima basada en el trabajo, que siempre requiere colaboración con los demás. Ese es el mayor logro de nuestro país y es preciso afirmarlo. El solo hecho de que el Fujimorismo se halle otra vez tentando el gobierno abre la posibilidad de la mayor derrota que un pueblo puede experimentar: la derrota moral. Aún es tiempo de evitarlo.

Suscribirse a nuestro Boletín

Ingrese su email:

Columna de Opinión por Autor

pluma_y_papel

logo-inferior   Copyleft 2012 Lima - Perú   KYBERNET
Gestionamos información para generar conocimiento
Web site desarrollado por Kybernet, usando Joomla con licencia GNU/GPL.