porno

Los otros creadores de inestabilidad

Los otros creadores de inestabilidad

bll-articulo06-04-06-2011

Por Santiago Pedraglio

Bien dice Jürgen Schuldt que, así como se les pide a los candidatos a la Presidencia juramentos de respeto a la Constitución y otros mandatos democráticos, debe hacerse lo mismo con los grandes empresarios cuando se trata de cumplir con sus compromisos (blog 'Memorias de Gregorio Samsa’, 17-5-2011).

Porque tiene toda la razón este agudo economista cuando subraya que una “huelga empresarial” ante la eventualidad de un moderado gobierno de centroizquierda –es decir, una actitud que ya se refleja, como indica Schuldt citando una encuesta de Ipsos-Apoyo entre empresarios, en la conjetura de una reducción drástica de las inversiones y disminución de contratación de nuevo personal– traerá más efectos negativos que cerrar una carretera en tiempos de protesta. Lo mismo se puede decir de una afirmación del ministro de Economía: “Unos 6000 millones de dólares de inversión privada se han paralizado a la fecha por el proceso electoral”.

Vale la pena recordar la positiva afirmación del presidente de la Confiep, Humberto Speziani, que el 2 de mayo señaló: “Nosotros los empresarios tendremos que seguir invirtiendo en el país de todas maneras, es nuestra obligación. Los gobiernos pasan, han pasado varias gestiones negativas, las de Juan Velasco y otros, pero igual nosotros nos quedamos”.

Habría que añadir que similar compromiso deberían firmar los medios de comunicación democráticos, sobre todo los principales, por su responsabilidad frente a la opinión pública. Debido a su poder e influencia, esos empresarios y estos medios deben, al mismo tiempo que velar por sus derechos, no inducir al pánico económico o financiero haciendo creer que, de ganar Ollanta Humala, se instalará una especie de régimen ultrasoviético, con repartición de casas y expropiación de ahorros (y hasta de los niños). Los tiempos –y ellos lo saben– están apenas para constituir un Estado regulador que establezca condiciones para cumplir un requisito básico de cualquier democracia que se respete, efectivamente liberal, que se proponga que todos los peruanos tengan mejores oportunidades y atención justa en salud, educación y acceso al mercado.

La insistencia de algunos medios en jugar imprudentemente con la idea de que si Humala subía en las encuestas, la economía estaba en peligro, y si bajaba, la esperanza renacía, así como el modo de presentar la información (ver portada de Perú.21 “Bolsa colapsa”, 14-4-2011), es, sí, una “campaña indebida”, y no aquella que “denuncia” el insólito comunicado del cardenal Cipriani, que en abierta defensa de Keiko Fujimori reclama porque “de manera sorpresiva (…) se ha introducido en el proceso electoral la discusión sobre las esterilizaciones realizadas en la década de los 90, confundiendo al electorado”. Al pan, pan y al vino, vino

Agregar Comentario


Código de Seguridad
Refrescar

Suscribirse a nuestro Boletín

Ingrese su email:

Columna de Opinión por Autor

pluma_y_papel

logo-inferior   Copyleft 2012 Lima - Perú   KYBERNET
Gestionamos información para generar conocimiento
Web site desarrollado por Kybernet, usando Joomla con licencia GNU/GPL.
google adsense adwords google adsense adwords