porno

Drogas y Narcotráfico. Los retos del nuevo gobierno

Drogas y Narcotráfico. Los retos del nuevo gobierno  

bll-articulo11-06-06-2011

Por Ricardo Soberón

El domingo 5 de junio en la noche, apenas terminado el conteo de la ONPE ya los antiguos funcionarios de DEVIDA empezaron a acercarse al entorno de “Gana Perú”, buscando el apoyo para asegurar la continuidad del modelo antidroga liderado por el Ingeniero Rómulo Pizarro, CEDRO y el Ministerio del Interior del General Hidalgo. Impensable.

Fundamentalmente, la idea de una “Guerra contra las Drogas” que se basa en un discurso grandilocuente, sin fiscalización ni monitoreo, dependiente de la cooperación internacional y sustentada en la Reducción de la Oferta, que ha convertido al Perú en un escenario ideal para la exportación de grandes volúmenes de droga, debe cambiar desde el 28 de julio del 2011. Profundamente.

Lastimosamente, en plena efervescencia electoral se producía la emboscada en La Convención, Cusco, que terminó con la triste pérdida de 5 efectivos de nuestro Ejército. Esto nos recuerda la terrible inmediatez de los problemas de seguridad y orden público, en y muy cerca de las regiones cocaleras. Ello le representa un conjunto de urgencias al próximo gobierno que si bien corresponden a las carteras de Defensa e Interior, tienen  cercanía con los temas de lucha contra el narcotráfico.

Por ello, la primera responsabilidad del próximo encargado de DEVIDA, debe ser la formulación, discusión y definición de la nueva Estrategia Quinquenal de Control de Drogas, 2011/2016, pero esta vez con la participación del Congreso, de los actores políticos y sociales.

El segundo objetivo, debe ser el de convertir a DEVIDA y a su responsable, en un verdadero ente rector con el conjunto de organismos públicos que la conforman, con efectiva capacidad de coordinación, seguimiento y de ser necesario, sugerir los correctivos necesarios, con el apoyo necesario del Presidente de la República y el Consejo de Ministros.

El tercer objetivo tiene dos frentes, uno interno y el otro externo.  En el espacio interno, es necesario re adecuar los objetivos de política en la Selva Alta donde existen cultivos de coca, de modo de poder conocer con exactitud, las cosas que se hacen en materia de desarrollo rural, lucha contra la pobreza, programas sociales, etc. DEVIDA debe tener otra cara institucional frente a la población rural: transparencia, permitir participación y fiscalización. Nunca más los dineros de la cooperación deben servir para engordar las arcas de personas ni instituciones y más bien, deben llegar al erario de las comunidades. Por ello, la próxima administración debe re abrir el conjunto de las Mesas de Dialogo para poder canalizar exigencias y demandas, tanto de la población, como del gobierno mismo.

Finalmente, en el espacio externo, debemos retomar la política de cooperación, pero bajo distintos parámetros. En primer lugar, se hace necesario un proceso de intercambio con las contrapartes peruanas en materia de drogas, pasar revista a los actuales instrumentos –políticos y financieros- de cooperación, evaluarlos, hacer los correctivos que sean necesarios, y, en función a ello, re definir la cooperación con UNODC, con AID, con la cooperación europea, entre las más importantes

Suscribirse a nuestro Boletín

Ingrese su email:

Columna de Opinión por Autor

pluma_y_papel

logo-inferior   Copyleft 2012 Lima - Perú   KYBERNET
Gestionamos información para generar conocimiento
Web site desarrollado por Kybernet, usando Joomla con licencia GNU/GPL.
google adsense adwords google adsense adwords