porno

Deseos de Cumpleaños

Deseos de Cumpleaños

bll-articulo02-07-06-2011

Por Wilfredo Ardito Vega

-¡No pidas eso!  ¡No pidas eso! –decían mis amigos, aquella noche del 2006, cuando me disponía a soplar las velas de la torta.
Aquel año, como en otras ocasiones,  mi cumpleaños se celebraba días antes de la segunda vuelta electoral.   La abrumadora mayoría de mis amigos progresistas, preocupados por la pobreza, el racismo y la injusticia social…  había decidido votar por Alan García, pues, pese a mis esfuerzos en convencerlos,  percibían a Ollanta Humala como una amenaza terrible contra la democracia.   Había también quienes insistían en que les iba a confiscar sus casas, nos iba a lanzar a la guerra con Ecuador o Chile e iba a perseguir a todo el que pensara diferente a él.   Y por todo ello no querían que, ni en broma, pidiera como deseo de cumpleaños  la victoria de Ollanta Humala.

Cinco años después, prácticamente todas esas mismas personas (incluidos quienes me decían “en-su-cara-se-le-ve-que-es-malo”) me confesaban que habían decidido votar por Ollanta y algunos hasta se ofrecieron como personeros.    Había quienes se sentían culpables por todos los abusos cometidos durante el régimen de García y durante estos cinco años no habían dejado de decirme “Tenías razón”.     En realidad, los permanentes conflictos sociales y la brutal respuesta del gobierno habían ayudado a mucha gente a reconocer que un cambio en el modelo económico era fundamental para nuestra sociedad.

Naturalmente, después de haber votado cuatro veces por Ollanta, estoy muy contento por el resultado de ayer, pero, pensando con la cabeza fría, creo que éste también fue impulsado por una serie de factores, el primero de los cuales fue su impresentable rival.   Yo no estoy de acuerdo en que alguien pueda ser rechazado por ser hijo, padre o hermano de un criminal, pero en este caso, Keiko no sólo era “hija de” sino cómplice y secuaz, rodeada por los mismos delincuentes de los años noventa.  La desvergüenza con que aparecieron o reaparecieron muchos fujimoristas (Trelles, Cuculiza, Chávez, Raffo, Rey) ayudó a revivir los peores recuerdos sobre esos años aciagos y también a que quienes eran muy niños en los años noventa pudieran entender mejor cuáles eran los peligros que existían.

Lo más sorprendente para mí es que por primera vez el tema de las esterilizaciones a miles de campesinas generó hondo rechazo en mucha gente y por eso fue tan chocante que Keiko respaldara públicamente a los responsables.

A esto se sumaron los mismos errores que los grupos de poder cometieron en 1990 cuando apoyaron a Vargas Llosa: su ofensiva mediática fue precisamente eso, ofensiva y terminó sirviendo para que la población terminara desconfiando de los medios de comunicación.  Inclusive se incurrió en las viejas prácticas fujimoristas de control de la prensa: el despido de los periodistas de Canal N y de varios canales en Huánuco, Huancayo y Trujillo o la compra masiva de ejemplares de La República y en llamar a las casas con propuestas absurdas.

Para mí fue muy penoso cómo se presentaba a tantos deportistas que apoyaban a Keiko era en evidente forma de subestimar al pueblo y cuando aparecieron políticos desacreditados (Castañeda, San Román, Lay, Mercedes Araoz) yo pensé que realmente querían perder votos.  Resultó patético el caso de Kuczinsky, a quien ha pasado de “hombre decente” a “oportunista” para muchos de sus votantes de abril.

Como muchas personas saben, yo tenía la esperanza en el triunfo de Ollanta aún a inicios de este año, cuando él era el quinto en las encuestas.   Sabía que ninguno de sus rivales le ofrecía esperanza a la mayoría de peruanos.  Pero confirmé mi impresión que Ollanta ganaría el jueves 26, cuando vi a todos los estudiantes que salieron de la Universidad Católica a marchar contra la impunidad.   Ollanta se volvía el candidato de una opción ética.  En esos días uno de mis alumnos se disculpó por faltar a clases “porque tenía que impedir que Fujimori ganara”.  Sentí que me estaba viendo a mí mismo, veinte años antes…  (Aunque temo que si este joven valor no se pone al día, su destino en mi curso no será el más feliz)

Varios amigos sentían mucho temor no por las buenas intenciones de Ollanta, sino por sus dificultades de gestión, como las que ahora se advierten en la Municipalidad de Lima.   Aunque ayer finalmente ellos también votaron por Ollanta, no dejan de ser válidas sus preocupaciones.   “Las demandas sociales son muchas y muchas personas quieran una solución inmediata” me decía otro amigo el viernes pasado, cuando ya sabíamos que Ollanta ganaría.

En esas circunstancias, este año, en una de las reuniones por mi cumpleaños, también me tocó soplar las velas de la torta.

-Pide eso, pídelo –me dijo una amiga, sorprendiéndome.

Concedido el deseo, la tarea, el reto y el compromiso son vigilar que Ollanta cumpla sus promesas de lograr una sociedad más justa y más humana.

 ADEMÁS

-El 4 de junio fueron asesinados por una columna terrorista en la selva del Cusco los jóvenes militares Charles Tamanta, Casimiro Arias, Rusbel Albán, Huilder Ángeles y Sósimo Cuyo. Este terrible crimen muestra los problemas de gobernabilidad que todavía subsisten en nuestro país.

-El día de las elecciones, 5 de junio se conmemoraron 2 años de las tragedias ocurridas en Bagua, la Curva del Diablo y la Estación 6. Lamentablemente, las muertes de civiles y policías cometidas ese terrible día se encuentran todavía en la impunidad.

-Gracias a una acción de amparo, fue repuesto en su cargo el General Alberto Jordán, destituido por el gobierno de Alan García debido a que se ofreció a dialogar con la población de Moquegua, en lugar de reprimirlos violentamente.

-Lamentablemente, la victoria de Ollanta Humala ha generado nuevas andanadas de expresiones racistas en Facebook y Twitter.

-Agradecemos a la empresa Petrocorp por la rectificación de un aviso discriminatorio publicado la semana anterior.

APORTES Y COMENTARIOS (Sobre la RP 358, referida a la situación de Puno).

-Durante el siglo XIX, los uros fueron bombardeados con cañones del ejército durante un día entero, me parece que en tiempos de Piérola.  Hay quienes todavía ven a los puneños como una especie de subgénero de la especie humana.   Los insultos que reciben de sus vecinos en el propio sur del país son una muestra de la envidia que sienten por su desarrollo económico (Un abogado de San Borja).

-Me queda claro que Alan prefiere asistir a la inauguración de lujosos hoteles antes que atender las demandas sociales en Puno. ¡Qué lamentable!  (Un abogado de Miraflores).

-Una de las muestras más claras del menosprecio e ignorancia explícita que exhiben algunos medios, que es una forma de racismo, la acabo de leer en Perú 21 "Mas de 20 mil aymaras tomarían Puno".  Se olvidan por completo que Puno es la tierra de los aymaras (Un funcionario estatal).

-Políticamente soy de derecha y nunca votaría por Humala, pero creo que la polarización de la sociedad gracias (o por culpa) suya es lo mejor que podía haber ocurrido.  Gracias a él una mitad de los peruanos cae en la cuenta de que sus comodidades y su futuro dependen de lo que tenga que decir la otra mitad del país a la que siempre ignoró y menosprecio. El terror es infundado pues el congreso está controlado por la derecha pero los miedos son así, irracionales. En cualquier caso, los tiempos cambian y no hay que temer a los peligros. Humala ha dado voz a esa mitad de los peruanos a la que nunca nadie quería escuchar. Una vez que el genio se escapa de la botella, es  imposible volverlo a meter. El cambio es irreversible, hoy es Humala pero mañana será otro el que tomará su lugar.

El problema es que la derecha peruana es decimonónica y ni siquiera merece llamarse derecha pues son en realidad una secta racista que puede ser un atractivo turístico para sociólogos de todo el mundo.   Ahora nuestro país atraviesa un momento histórico y Humala será el catalizador para el cambio de mentalidades.  Pronto en la derecha se darán cuenta de que el verdadero enemigo está entre sus propias filas y que mientras no se resuelvan las injusticias que sufren millones de compatriotas tendrán que vivir con la amenaza de que un día llegue un Chávez.   Habrá así una derecha democrática y moderna que crea en la libertad y la igualdad y que el Estado debe asegurar el progreso económico para todos, especialmente para los menos favorecidos.  (Un empresario peruano, desde Bélgica).

-Hay que reconocer que también había racismo en la campaña contra Keiko.  Era como si ser nikkei te hiciera menos peruano.  A mí eso me duele mucho y afecta también a los nikkei antifujimoristas.   En internet es chocante leer que hablan de “mafia japonesa” o “china cochina”.  Me parece perfectamente legitimo atacar a Fujimori, pero no aludiendo a su origen racial. Quienes lo hacen deberian aprender de Vargas Llosa. Yo leo casi todo lo que escribe o dice en entrevistas, y ni en sus ataques más furiosos a Fujimori ha apelado al racismo (Un amigo nikkei de Pueblo Libre).

-En relación a la ley de consulta, habría que comprender que los pueblos indígenas están absolutamente aptos para transformar su realidad a partir de sus conocimientos. Lo que necesitan entonces, es que el gobierno funcione como facilitador de los afanes emprendedores de sus ciudadanos.  En cambio, el gobierno actual se asumió como facilitador de las inversiones extranjeras a ver dónde (casi a la fuerza) podían colocar sus intereses.   Una verdadera consulta implicaría que el Estado se acerque a las comunidades para consultarles qué ideas tienen sobre sus propias actividades económicas, en dónde ven una oportunidad de negocio, si quieren un cambio en sus vidas y cómo quieren que se produzca.  El Estado puede ser su socio y asesor de ellos en una relación horizontal. Tal vez, así, empezaríamos un real diálogo intercultural y todos seríamos ciudadanos de una sola categoría. De otra manera, seguimos pensando que, desde Lima, debemos imponer los mecanismos de desarrollo para todo el país, sin tomar en cuenta la diversidad cultural de sus gentes (Un profesor universitario).

LA FRASE W:

Me encanta la diversidad cultural, la riqueza gastronómica y la cordialidad de la gente, pero hoy, más que nunca, siento verdadero orgullo de ser peruano.

APRENDIENDO QUECHUA 42: EL IMPORTANTE SUFIJO –TA (repaso)

 

El sufijo –ta se añade a una palabra cuando es el objeto directo.

Para entenderlo bien, podemos practicar con los verbos rantiy (comprar) y mikuy (comer):

Kachita rantiy =  Compra sal (de kachi = sal)

Pichanata rantiy = Compra una escoba (de pichana = escoba)

Aychata mikuy = Come carne (de aycha = carne)

T’antata mikuy = Come pan. (de t’anta = pan)

EJERCICIOS

  1. ¿Qué querrán decir las siguientes expresiones?

Allqota rantiy

Wasita rantiy

Chuspata rantiy

Tiyanata rantiy

Sawnata rantiy

  1. Traduce al quechua

Compra un lapicero

Compra ají.

Compra una flor azul.

Compra una olla.

Compra una cama
  1. ¿Qué querrán decir las siguientes expresiones?

Pizzata mikuy

Papata mikuy

Miskita mikuy

Hamburguesata mikuy

Tamalta mikuy

 

  1. Traduce al quechua

Come anticuchos

Come cebiche

Come chaufa

Come juanes

Come escabeche

Suscribirse a nuestro Boletín

Ingrese su email:

Columna de Opinión por Autor

pluma_y_papel

logo-inferior   Copyleft 2012 Lima - Perú   KYBERNET
Gestionamos información para generar conocimiento
Web site desarrollado por Kybernet, usando Joomla con licencia GNU/GPL.
google adsense adwords google adsense adwords