porno

3,2,1 Acción

3,2,1 Acción

bll-articulo12-10-06-2011

Por Jerónimo Centurión

Cuatro de la tarde del domingo 5 de junio. Mientras la mayoría de conductores de televisión se esfuerzan en ocultar su pesar por el triunfo de Ollanta Humala, en Facebook, ese nuevo espacio de debate virtual, la intolerancia y el racismo se evidencian sin disimulo en una página llamada Vergüenza democrática.

"Recuerden esta fecha: día en el que el Perú volvió a la mierda gracias a los resentidos, convenidos, ignorantes y poseros", escribió Cintia A.

"Lamentablemente tenemos muchos ignorantes en el país...y son la mayoría", apuntaba Jackie D.

"Ollanta es un pendejo, sabía que en Lima no iba a ganar y por eso se fue a los departamentos a meter ideas. Como la gente es idiota, le cree", señala Johnathan.

La intolerancia y el racismo en nuestro país no son novedad. Creía que en los últimos años esto había disminuido, pero veo que no tanto. Apenas surge la posibilidad (real o ficticia) de que nuestro bienestar esté en riesgo, aflora esta violencia decadente que apela al color de piel, al dinero o al estrato social para abusar.

Cómo aspirar a ser un país del primer mundo, cómo sentirnos orgullosos de nuestro crecimiento macroeconómico, de nuestra gastronomía y geografía si una parte importante de nosotros mantiene niveles de ignorancia y subdesarrollo espiritual de este tipo.

El triunfo de Ollanta Humala obedece a demasiados y complejos elementos. Sin embargo, lamentablemente, el racismo y la intolerancia, que son percibidos muchas veces en silencio, también forman parte de ese cúmulo de factores que determinaron el triunfo del primer presidente de Izquierda en el Perú.

Culminada una de las etapas electorales más largas de nuestra historia nos corresponde reflexionar y actuar.

En menos de un año, hemos pasado de Castañeda Lossio y Alan García a Susana Villarán y Ollanta Humala en la alcaldía de la capital y presidencia, respectivamente. Aunque nos cueste aún asimilarlo, algo en el Perú está cambiando y depende de nosotros que ese cambio sea para bien.

¿Qué implica este cambio? No es fácil determinarlo, pero siento que este viraje nos exige más participación, más información de las tomas de decisiones, más activismo. No podemos estar al margen del país que habitamos. Irónico concepto este de la globalización virtual cuando no somos capaces de organizarnos a nivel vecinal.

El presidente electo enfrenta una responsabilidad enorme. La primera, considero, es concretar lo que él ha llamado un gobierno de la concertación. Esto es clave y no solo debemos exigírsela a Humala sino que debemos intentar aplicarla cada uno de nosotros en nuestra vida cotidiana. No podemos ver la historia actual del Perú como una película ajena, todos somos protagonistas de ella y, como los comentarios de nuestro Facebook evidencian, hay  muchísimo por hacer. La función recién comienza.

Suscribirse a nuestro Boletín

Ingrese su email:

Columna de Opinión por Autor

pluma_y_papel

logo-inferior   Copyleft 2012 Lima - Perú   KYBERNET
Gestionamos información para generar conocimiento
Web site desarrollado por Kybernet, usando Joomla con licencia GNU/GPL.
google adsense adwords google adsense adwords