porno

Abrir el sistema político

Abrir el sistema político

bll-articulo06-11-07-2011

Por Carlos Reyna

El presidente electo, Ollanta Humala, ganó la primera vuelta gracias a sus críticas a lo que viene prevaleciendo en la economía. Eso parece asunto del pasado, pero es una razón para que las inquietudes sobre su gobierno tengan ahora un sesgo, digamos, economicista.

Sin embargo, también hay razones para pensar que los cambios económicos que promueva Ollanta serán moderados. Es un político pragmático que sopesa las demandas sociales, pero también su carencia de mayoría propia en el Congreso, la relación política con la centroderecha y la necesidad de no arriesgar el crecimiento.

Pero, si por la fuerza de las circunstancias Ollanta asume una lógica de moderación en los cambios económicos, no hay mayor razón para que no propicie importantes cambios en el sistema político vigente.

Este sistema tiene solo un momento plenamente democrático: las elecciones que se realizan cada cinco años. Luego se cierra a las demandas ciudadanas, lo captan intereses particulares y es copado por la corrupción. La deriva del Congreso y los partidos políticos en las últimas décadas son las mejores metáforas de todo esto.

Existen proyectos para cambiar la manera como se elige al Congreso. Una propuesta es elegir a los congresistas ya no por cinco, sino por períodos de dos años y medio. Otra es la de elegirlos por circunscripciones más pequeñas que las regiones.

Una tercera reforma sería la de permitir que los movimientos políticos regionales tengan derecho a presentar candidatos al Congreso, y no restringir este derecho exclusivamente para los partidos de alcance nacional.

Estas reformas elevarían la capacidad de incidencia de los electores sobre el desempeño de los congresistas. Harían de la elección de estos un proceso más competitivo y abierto. Tendríamos un Congreso y unos partidos mejor conectados al país plural y diverso que somos.

Sucesos como el de Bagua o los de Puno, u otros conflictos de violento desenlace, ocurrieron, entre otros factores, porque el Congreso les cerró su agenda. Si no es la hora de grandes transformaciones económicas, acaso sí es el momento de hacer cambios políticos que tienen, además, un alto potencial de consenso.

Después de todo, ya hubo alguien que dijo esto: la política no es otra cosa que economía concentrada.

Suscribirse a nuestro Boletín

Ingrese su email:

Columna de Opinión por Autor

pluma_y_papel

logo-inferior   Copyleft 2012 Lima - Perú   KYBERNET
Gestionamos información para generar conocimiento
Web site desarrollado por Kybernet, usando Joomla con licencia GNU/GPL.
google adsense adwords google adsense adwords