porno

Una larga impunidad

Una larga impunidad

bll-articulo07-23-07-2011

Por Carlos Reyna

Casi 26 años después de haber cometido la masacre de Accomarca –en agosto de 1985–, por fin el mayor (r) Telmo Hurtado está ante la justicia civil peruana.

¿Cómo fue posible tan larga impunidad? Pues por las sucesivas abdicaciones que hicieron los poderes civiles de los 80 respecto a su obligación de cuidar los derechos de los ciudadanos.

Desde el Ejecutivo, apenas conocido el hecho, el joven Alan García reaccionó con energía ejemplar. Proclamó que la “barbarie no se combate con la barbarie”. Su acto más enérgico fue el cambio de varios altos mandos militares.

Pero luego permitió que en su gabinete hubiera voces a favor de que el caso quede en manos del fuero militar. Su ministro de Guerra, el general Jorge Flores Torres, elogió a Hurtado como “un luchador por la democracia”. Cuando más tarde ocurrió el caso de los penales, Alan García perdió todo impulso contra la barbarie.

En el Senado, Javier Valle Riestra era partidario de que el caso se vea en el fuero común y de que la Cámara investigue a fondo. Presidió una comisión sobre el tema, pero otros apristas como Andrés Quintana, apoyado por los pepecistas, no quisieron ir más allá. Se terminó frenando una investigación que pudo haber destapado políticas de guerra sucia. 

A su turno, la Corte Suprema falló en marzo de 1986 para que el caso se vea en el fuero militar. A los jueces militares les tomó seis años para decidir, en 1992, que un asesinato con metralla de 62 personas, 26 niños entre ellas, era “abuso de autoridad”.

Esos jueces dieron a Hurtado seis años de cárcel, nomás. Pero en 1995 vino la ley de amnistía fujimorista y Hurtado se acogió a ella. Volvió a la actividad otra vez y a fines de los 90 era un orondo mayor del Ejército que servía en provincias.

La protesta popular tuvo que parir la transición democrática del 2001 para que los criminales como Hurtado se fuguen y los poderes civiles recuperen algo de su dignidad para ir tras ellos.

Dejar impunes a Telmo Hurtado y su patrulla Lince 7 llevó después a cosas como Martin Rivas y el Grupo Colina. Y más allá de eso, tanto se burlaron los poderes democráticos de sus propias obligaciones en los 80 que luego vino un régimen, el de Fujimori, que decidió burlarse de ellos.

Uno diría que ya es tiempo de que las lecciones se aprendan.

Comments  

 
#1 Milagros Valdeavellano Roca Rey 2011-07-24 02:22
Esperemos que AGP no quede impune
 

Suscribirse a nuestro Boletín

Ingrese su email:

Columna de Opinión por Autor

pluma_y_papel

logo-inferior   Copyleft 2012 Lima - Perú   KYBERNET
Gestionamos información para generar conocimiento
Web site desarrollado por Kybernet, usando Joomla con licencia GNU/GPL.
google adsense adwords google adsense adwords