porno

Cuidado con Antauro

Cuidado con Antauro

bll-articulo01-11-08-2011

Por Rocío Silva Santisteban

La semana pasada en la revista Caretas un Antauro Humala arrogante y con ínfulas daba declaraciones y comentaba que estaba a punto de salir a la calle. Si bien es cierto que espera una sentencia de 19 años por la muerte de cuatro policías, el etnocacerista se percibe a sí mismo como un prisionero político porque según él la asonada contra Alejandro Toledo en Andahuaylas fue una “justa rebelión”. Antauro se siente totalmente empoderado por la mención de Ollanta Humala y los dos vicepresidentes de la “constitución del 79” durante el mensaje presidencial. Según estas declaraciones, esa sola mención “ha creado una coyuntura política constitucional que hace posible mi liberación”.  Finalmente terminaba su alegato sosteniendo que “nos tienen que dar una amnistía. Nos corresponde dejar de ser considerados reos políticos para convertirnos en precursores. Y un precursor como yo no puede estar preso”.

Obviamente vincular la mención a la Constitución del 79 y su posible liberación no es más que un razonamiento totalmente desquiciado. No tienen una cosa que ver con la otra. Al margen, por supuesto, de las ínfulas que se da como un precursor, ¿precursor de qué sino de un acto de sangre que no tuvo la más mínima repercusión política excepto para disminuir la fuerza de la propia candidatura de Ollanta Humala durante las elecciones del 2006? No hay ninguna posibilidad de impunidad de parte de Antauro: en primer lugar, es totalmente imposible e improcedente una amnistía, porque para ser amnistiado tendría que estar sentenciado, y Antauro Humala aún no tiene sentencia firme. En segundo lugar, lo que ha cometido es un homicidio (homicidio agravado, homicidio simple u otros tipo, pero homicidio al fin) y por lo tanto debe de ser su pena directamente proporcional al daño causado. Y el daño es la muerte de ¡¡¡cuatro policías!!! Como sostiene Carlos Rivera, abogado del Ideele, “mató a cuatro policías para facilitar otros delitos, principalmente el delito de rebelión. Inclusive alguno de ellos fue rematado por uno de los autores materiales. Ese dato fundamental ha sido literalmente licuado por la Corte Suprema y por ello afirma que solo se trata de un homicidio simple”. Sin embargo, como sostiene Rivera, si no se considera el delito de secuestro para Antauro, podría salir más rápido por beneficios penitenciarios.

Antauro ahora pretende hacernos creer su estrategia de querer posicionarse nuevamente como “cercano a Ollanta”. Pero esto es completamente falso, pues el 2 de agosto en su pasquín “Antauro” sostuvo que Ollanta Humala se asemejaba en su pragmatismo “al japonés Fujimori ad portas de asumir la presidencia en 1990” y a su vez desdeña al “israelita con DNI” Salomón Lerner Ghitis y disiente totalmente de las propuestas de su hermano, además de ningunearlo cada vez que puede.

¿A quién favorece una excarcelación de Antauro Humala? Pues a ciertos sectores de la derecha histérica que podrían manipularlo de la mejor manera y perjudicar un gobierno que apenas tiene 11 días. Antauro Humala no acometió una payasada cuando se levantó en Andahuaylas; intentó estúpidamente emular a su hermano en Locumba, pero se equivocó de plano, porque se levantó contra una democracia. Y de paso asesinó a cuatro policías cuyas viudas y huérfanos hoy reclaman justicia.

Suscribirse a nuestro Boletín

Ingrese su email:

Columna de Opinión por Autor

pluma_y_papel

logo-inferior   Copyleft 2012 Lima - Perú   KYBERNET
Gestionamos información para generar conocimiento
Web site desarrollado por Kybernet, usando Joomla con licencia GNU/GPL.
google adsense adwords google adsense adwords