porno

Los papeles secretos del golpe de 1973 en Chile

Los papeles secretos del golpe de 1973 en Chile

e-chile07

Por Claudio Mario Aliscioni y Ana Baron - El Clarin

Los planes de Estados Unidos de intervenir en Chile para derrocar al presidente constitucional Salvador Allende se remontan a mediados de setiembre de 1970, pocos días después del triunfo de la Unidad Popular en las elecciones del 4 de ese mes. Ante la posibilidad de que un gobierno "marxista" tomara el poder en Santiago, el presidente Richard Nixon autorizó entonces que la CIA hiciera todo lo posible para "impedir su llegada al gobierno o lo quitara del poder" tras su asunción, el 3 de noviembre de ese año.
En el operativo estuvo involucrado directamente el entonces consejero de Seguridad Nacional, Henry Kissinger. El primer esbozo del complot contra Allende fue bautizado con el nombre en código de "Proyecto Fubelt". La primera reunión de los grupos de inteligencia encargados del asunto fue presidida por Richard Helms, entonces director de la CIA. Estos son los datos más notorios que surgen de una serie de 20 documentos secretos -cerca de un centenar de páginas- que el gobierno estadounidense debió revelar desde mediados de los 90 en virtud del Acta de Libertad de Información. La documentación obtenida por Clarín, nunca publicada en un medio argentino, prueba además que la diplomacia de Estados Unidos estaba enterada en detalle de la represión que comenzó a ejecutar el régimen de Augusto Pinochet tras su golpe del 11 de setiembre de 1973.
Ese dato es particularmente importante ahora, luego de que el viernes último el Departamento de Justicia norteamericano admitió que estudia la posibilidad de procesar al ex dictador chileno por el asesinato en Washington, en 1976, del ex canciller socialista Orlando Letelier y de su secretaria estadounidense, Ronnie Moffit. La DINA, la policía secreta chilena, trabajó junto a la CIA en aquella época. Si se reabre el caso, ex agentes de la inteligencia de EE.UU. serán llamados a declarar, lo que abriría una nueva veta de información sobre la participación de Washington en la represión pinochetista.
Al margen de los textos desclasificados que presenta Clarín, algunos de ellos con evidentes rastros de censura, se sabe que EE.UU. aún guarda bajo llave otros documentos sensibles sobre el tema. Se estima que algunos podrían vincular estrechamente a Pinochet con la muerte de Letelier y con la desaparición de los ciudadanos norteamericanos Frank Teruggi y Frank Horman, cuyo caso fue base de la película "Missing", dirigida por Costa-Gavras. La intervención estadounidense en el derrocamiento de Allende era un hecho conocido. En los 70, una investigación del Congreso determinó que Nixon, Kissinger y la CIA habían apoyado y financiado el golpe. Lo que se desconocía hasta ahora era la dimensión de ese respaldo. Los documentos desclasificados que aquí se publican vienen a arrojar algo más de luz sobre el delicado asunto.
Estas son algunas de sus partes más reveladoras: LAS ORDENES DE NIXON: El indicio más firme en tal sentido que muestran los documentos liberados de su carácter secreto son las notas manuscritas tomadas por Helms, jefe de la CIA, del 15 de setiembre de 1970, once días después del triunfo de Allende. Garabateadas con trazo apurado, de difícil lectura y en estilo telegráfico, recogen las indicaciones presidenciales para gestar un golpe: "Una en 10, chance de éxito quizás. Pero salve Chile! Vale la pena el gasto. Sin involucramiento de la embajada; 10.000 dólares (sic) disponibles, más si es necesario; trabajo de tiempo completo para los mejores hombres que tengamos; plan de juego; hacer temblar la economía".
SE ARMA EL GOLPE: Un memorándum de la CIA, fechado el 16 de setiembre de 1970, registra el primer encuentro de Helms y otros altos funcionarios especializados en operaciones encubiertas. El primer esbozo del complot se bautiza como "Proyecto Fubelt". Se establece un grupo de tareas bajo la supervisión del segundo del director de Planes de la agencia, Thomas Karamessines. El documento subraya que la CIA debe preparar en 48 horas un plan de acción para el entonces consejero de Seguridad Nacional, Henry Kissinger: "El presidente Nixon ha decidido que un gobierno de Allende en Chile no es aceptable para EE.UU. El presidente pidió a la agencia (CIA) evitar que llegue al poder o destronarlo. El presidente autorizó 10 millones de dólares para este fin (...) El director (Helms) dijo que Kissinger le había pedido reunirse con él, el 18 de setiembre, para que la agencia le diera datos de cómo esta misión puede ser cumplida".
En un documento del 15 de octubre, se habla de promover un golpe mediante una operación que ahora se llama "Track II". Resume una conversación entre Kissinger; su adjunto, el general Alexander Haig; y Karamessines. Se discute la posibilidad de que el oficial chileno Roberto Viaux se encargue desde adentro de las fuerzas armadas de liderar el complot contra Allende. Pero esa idea será rechazada: "Viaux no tiene más que una posibilidad en veinte -quizás menos- de lanzar un golpe exitoso (...). Tras la decisión de desactivar el plan de Viaux, al menos temporariamente, el doctor Kissinger instruyó a Karamessines de preservar los recursos de la CIA en Chile, trabajando clandestinamente y con firmeza para mantener su capacidad de operación contra Allende en el futuro
.(...) 
El encuentro siguió con la sugerencia de Kissinger de que la agencia debería continuar su presión sobre todos los flancos débiles de Allende". En otro documento del 3 de noviembre de 1970, justo el día de la asunción de Allende, la CIA enumeró sus esfuerzos para prevenir la ratificación parlamentaria del presidente electo así como sus planes de golpe. Se describe cómo será el grupo de tareas "operativo" encargado de armar el golpe: "Consiste en cuatro funcionarios de la CIA con la apariencia, el lenguaje y la experiencia como para mantener la ficción de varias nacionalidades extranjeras. Fueron llamados de sus puestos en el exterior a Washington, informados e insertados individualmente en Chile". Luego, en un parrafo censurado, se informa que deberán reportarse a sus contactos en Chile. El largo memorándum enumera las tareas desplegadas para lograr que el presidente Eduardo Frei, antecesor de Allende, llegue a "apoyar un golpe que evitaría que Allende tome el poder el 3 de noviembre". Agrega: "Presiones de aquéllos cuya aprobación valora -en combinación con adecuada propaganda- representan la única esperanza de convertir a Frei". No indica si efectivamente lo lograron. También la diplomacia estadounidense estaba advertida de que la presencia del general René Schneider, como jefe del ejército, impediría un compromiso golpista de la institución. "Aunque algunos oficiales entre los mandos del ejército y de Carabineros estaban predipuestos a tomar acción, sentían que el ejército era central para un golpe. Y que, mientras Schneider sea el jefe del arma, no podría contarse con el ejército". Schneider fue asesinado el 22 de octubre por un grupo de sicarios.
"LA MANO AMERICANA": En un cable secreto del 16 de octubre, el adjunto de la CIA, Karamessines, transmite las órdenes de Kissinger a la estación de la agencia en Santiago: "Es una política firme y continua que Allende debe ser derrocado con un golpe (..)Debemos usar máxima presión hacia esa meta y usar todos los recursos apropiados. Es imperativo que estas acciones sean clandestinas y asegurar que el gobierno y la mano americana estén bien ocultas".
TORPEDEEN AL GOBIERNO: Un largo documento del Consejo de Seguridad Nacional preparado para Kissinger del 3 de noviembre, cuando Allende asumía, indica los objetivos de la Casa Blanca hacia Santiago: "El experimentado ejercicio de nuestra influencia podría ser un importante factor en complicar la tarea de Allende, tanto exacerbando la fricción entre los moderados y los elementos radicales de su coalición como apoyando a las fuerzas opuestas al establecimiento de un régimen marxista leninista" También recomienda evitar que el gobierno socialista sea tomado como "un modelo" en otros países de América latina y que se mantenga una "postura fría" en las relaciones bilaterales, mientras se trabaja tras bastidores en minar al gobierno chileno con presiones económicas y con su aislamiento diplomático.
"EL GOLPE FUE PERFECTO": El 1 de octubre de 1973, semanas despúes del golpe de Pinochet, el agregado naval de la Embajada de EE.UU en Santiago, Patrick Ryan, informa sobre los hechos: "El golpe de Estado en Chile fue cercano a la perfección". Su párrafo final lo dedica a la muerte de Allende: "Fue encontrado solo y muerto en su oficina. Se había matado colocando una escopeta bajo su mentón y apretando el gatillo. Feo, pero eficiente. El arma yacía cerca de su cadáver. Una placa de metal engarzada en el caño decía: A mi buen amigo Salvador Allende de Fidel Castro".
LAS EJECUCIONES DE OPOSITORES: Jack Kubbish, asistente del secretario de Estado, envió un memorándum a su jefe el 16 de noviembre de 1973 detallando las ejecuciones sumarias en los 19 días que siguieron al golpe: "Un informe interno, confidencial preparado por la Junta (Militar) eleva el número de ejecuciones en el período 11-30 (de setiembre) a 320. Esta cifra es quizá la más firme indicación del alcance de esta práctica. Creemos que los militares y la policía que actúan en las calles están cumpliendo con la orden de desistir de las ejecuciones sumarias. Sin embargo, aún no hay indicios de una disposición a cesar las ejecuciones luego de los juicios militares (...) El código de justicia militar autoriza la muerte ante pelotones de fusilamiento por una gama de delitos que incluyen traición, resistencia armada, posesión ilegal de armas y robo. Las sentencias de tribunales militares durante el estado de sitio no son revisables" Al final, se pregunta qué pasará en el futuro: "Cómo los líderes militares actuarán en esta área de ahora en más dependerá en cierto grado de la opinión externa y, particularmente, de nosotros." Concluye su informe con una detalladísima lista -dividida en 27 ítem- sobre el número de arrestados, deportados con o sin salvoconductos, ejecutados y sentenciados en esos primeros días del golpe.

Suscribirse a nuestro Boletín

Ingrese su email:

logo-inferior   Copyleft 2012 Lima - Perú   KYBERNET
Gestionamos información para generar conocimiento
Web site desarrollado por Kybernet, usando Joomla con licencia GNU/GPL.
google adsense adwords google adsense adwords