porno

Ayacucho. Poder, partidos y sistemas de partidos

Ayacucho. Poder, partidos y sistemas de partidos

op-centralPor Jesús Ospina Salinas

Ayacucho, como en general las regiones, no cuenta con un sistema de partidos o movimientos consolidado. Entre otras razones, por el centralismo político, pues las decisiones políticas, en su gran mayoría han estado centradas en Lima. De 189 años de vida republicana, en 154 las decisiones políticas estuvieron centralizadas en Lima, sólo durante 35 años han estado en los distritos y provincias, y 8 en los departamentos (hoy denominados regiones).1 Así, del 100% del tiempo político republicano, 81.48% ha estado en Lima, 18.52% descentralizadas en los distritos, y sólo 4.23% en los departamentos.

De otro lado, la noción de partido político es el de una institución para atender los asuntos públicos, es decir gobernar, dirigir, liderar. Sin embargo, ese no ha sido el sentido de la vida partidaria en las provincias como Ayacucho. Ha sido una vida política pasiva, delegativa, esporádica. En Ayacucho la base local de cualquier partido político dependía de su sede central, del núcleo dirigente situado en Lima. Podía eventualmente disentir, pero no colocar en la agenda política nacional sus propios intereses o gobernar algún espacio geográfico.

Las secuelas del centralismo

En tanto el poder se centralizaba en Lima, y por consiguiente, las decisiones políticas, en Lima se consolidaron los partidos políticos. Lima era el centro de las leyes, las órdenes, los mandos. Allí se daban los debates y la práctica política con sentido de poder. Las provincias eran bases donde se podían reclutar cuadros y masas, seguidores y militantes, pero no eran lugares para la toma de decisiones.

Así, en las provincias, no hubo partidos o movimientos propios con capacidad de decisión y de gestión. No había nada que dirigir, salvo en los municipios, pero eran decisiones locales, vecinales, parciales. La política provinciana fue una extensión del centralismo político, y estuvo siempre marcada por la agenda limeña.

Además, como no ha existido gestión regional, los partidos en las provincias fueron necesarios sólo para elegir cada cierto tiempo (6 o 5 años) a los presidentes, diputados y senadores. Allí había mucha agitación y debate. Luego la vida partidaria decaía y se restringía a circular alrededor de los elegidos, cómo hasta ahora sucede 2.

La política, tras las elecciones, se trasladaba a la capital, sede del poder y de las decisiones. La provincia ya había aportado su cuota y representación, por lo tanto sólo cabía esperar a la siguiente elección. Es por eso que el centralismo generó sólo bases de partidos nacionales, algunos más activos que otros, que actuaban en épocas electorales.

 

Por ello en las provincias no se ha generado una capa de profesionales de la política, de líderes políticos, de gobernantes. Tampoco una escuela de cuadros y técnicos con una mirada política al servicio de un gobierno. La política no tenía sentido para gobernar sino para implementar acciones, protestar u oponerse.
Partidos y militantes para gobernar

 

Hoy se viven las secuelas del centralismo. Si bien existen muy buenos militantes y dirigentes políticos, analistas con una mirada profunda y extendida, y con seguridad mucho potencial humano, aún falta en Ayacucho, una capa dirigente que pueda hacer análisis de contexto y de la situación real, de las tendencias y potencialidades regionales, de las limitaciones y perspectivas, con base en información real.

Que pueda existir un diálogo fluido y permanente, entre la política y la técnica, entre las orientaciones de la política y la información sólida y real, entre políticos y técnicos, que arribe a diseñar un imaginario social válido técnicamente y validado socialmente.

Nacimiento de las regiones: nacimiento de partidos 3

 

Cuando se instituyen los gobiernos regionales, y se inicia el proceso eleccionario de autoridades regionales, se inicia una escuela política en las regiones para el gobierno y la toma de decisiones de Estado. La academia es la práctica, y el syllabus está contenido por las agendas diarias que aparecen en los gabinetes.
Por tanto la vida política aquí aún está permeada por un estilo pragmático corto placista y sin grandes iniciativas de desarrollo regional. Aun nadie ha señalado, como lo indica el INEI 4, que en el año 2009, en Ayacucho, el 63,5% de los hogares en las viviendas particulares disponen de agua por red pública dentro de la vivienda, el 20,3% se abastecen con agua de río, acequia, manantial o similar, mientras que el 8,8% de los hogares tienen red pública fuera de la vivienda. Es decir, 2 de cada 10 familias vive en condiciones de vida indignas.

 

Desde estos y otros datos, la política podría entrar en una fase de propuestas muy interesantes y ganar las preferencias electorales, y además estructurar un discurso que recoja la demanda social desde un enfoque de desarrollo humano. Sin embargo, muy poco se ha dicho aún, quizá en estas semanas se pueda ver algo de ello, por el bien de la región, y sobre todo de los más pobres, que en Ayacucho aún son el 62.6% es decir, más de 400 mil personas.

Es por ello que la constitución de un sistema de partidos, pasa primero por fortalecer a los mismos, y luego constituir un sistema. Así pues, aún estamos en la etapa del nacimiento de los partidos y movimientos que las regiones necesitan y demandan. Y dentro de ellos de una estructura acorde con la geografía y la sociedad, una cultura política que sea parte de la cultura e identidad regional, y unas propuestas políticas que sean parte de la demanda propia y democrática de su gente, de su futuro y de su esperanza.

 


 

(1) Como sabemos, las elecciones para elegir autoridades municipales, la instituyó el ex Presidente Fernando Belaúnde Terry, durante su primer gobierno en 1963. Posteriormente, en 1966 se realizó la segunda votación. En 1969 debían llevarse a cabo las siguientes elecciones, pero el 3 de octubre de 1968 el Gral. Juan Velasco Alvarado dio un golpe de Estado y depuso a Belaúnde, y también las elecciones municipales, siendo elegidos los alcaldes de manera directa. Finalmente, en 1980, con el retorno de la democracia, Belaúnde vuelve a ganar y se volvió a elegir por voto universal y secreto a las autoridades municipales.

(2) Un análisis posterior y más fino, merece la insurgencia del Partido Socialista de Mariátegui (luego convertido en Partido Comunista Peruano y todas sus variantes, incluyendo a Sendero Luminoso), del APRA y de Acción Popular. Que han sido los partidos que han dejado una marca en la escena política ayacuchana en el siglo XX, de los cuales hasta hoy se puede ver sus huellas.

(3) Los partidos políticos llamados nacionales, creciente y progresivamente se están convirtiendo en lo que siempre fueron, partidos limeños, centralizados, organizados desde el centro para irradiar a la periferia, pues en las regiones hoy son mayoría los movimientos propios. Así en Ayacucho, en esta contienda electoral regional, son 11 los partidos y movimientos, y sólo 3 con nombre propio nacional: Apra, APP (Alianza para el Progreso), y Restauración Nacional. Como señala Moisés Palomino, investigador del IEP, Instituto de Estudios Peruanos: "Podría decirse que en la región (Ayacucho), y especialmente en el ámbito local, las identidades político-partidarias no tienen un peso significativo en los resultados electorales, como tampoco lo tienen significativamente los liderazgos políticos nacionales o centralistas".

(4) Hay que señalar de paso, importantes avances en Ayacucho. Siempre según el INEI, Instituto Nacional de Estadísticas e Informática, que del 2004 al 2009 se ha incrementado en 26% los hogares con red pública de agua dentro de la vivienda. Y que ha disminuido en 29% las familias que se abastecían con río, acequia, manantial o similar. Es decir, la ampliación de agua potable en los últimos 5 años ha sido muy importante, gracias a un trabajo articulado y sostenido, pero aún quedan 20.3% de familias, algo de 132,000 personas que toman insalubre.

Suscribirse a nuestro Boletín

Ingrese su email:

Columna de Opinión por Autor

pluma_y_papel

logo-inferior   Copyleft 2012 Lima - Perú   KYBERNET
Gestionamos información para generar conocimiento
Web site desarrollado por Kybernet, usando Joomla con licencia GNU/GPL.
google adsense adwords google adsense adwords