porno

El Hamster y la rueda

El Hamster y la rueda

op01-fidel

Por Carlos Leon Moya

Cuba es el único país en Latinoamérica sin desnutrición infantil. Karl Marx tenía razón, según John Gray. Estas noticias, las más compartidas por mis amigos virtuales de izquierda la semana pasada, fueron vistas por muchos como victoria, pero se olvida que pueden ser vistas también como problema. En estos dos casos está oculta la tensa y aún lejana relación entre socialismo y liberalismo, lo cual es producto de nuestra característica de mordernos la cola y solamente debatir entre los mismos sentidos comunes.
Aunque sacamos siempre a relucir su gran cobertura en educación y salud, la izquierda no puede negar que en Cuba –cuya Revolución defiendo- no existen derechos civiles y políticos. La libertad de expresión es restringida y el Partido Comunista es el único con status legal. Siempre debatimos este tema, aunque nunca de manera pública. En un chat, entre vasos de cerveza o al final de una marcha, comentamos que sí, que defendemos a Cuba pero que no hay forma de aplicar lo mismo acá. Que es la Revolución y es Fidel y Cuba es nuestro abuelo político y el bloqueo, pero que hay cosas con las que no estamos de acuerdo, que no podríamos leer Granma y Juventud Rebelde todos los días. Buen punto. Entonces, ¿qué estamos pidiendo? ¿Competencia política? ¿Libertad de expresión? ¿Libertad de asociación? ¿Una cuota de liberalismo en Cuba? ¿Li-be-ral? ¿Cómo hacemos con el socialismo cubano entonces? ¿Se caerá? ¿Y los gringos? ¿Mamá?
John Gray reconoció elogioso los aciertos de Marx en su análisis del capitalismo, aunque no dejó de mencionar que falló en sus predicciones del socialismo. Lo significativo es que Gray no es marxista sino liberal. De estos guiños hay varios. Muchos años antes, Isaiah Berlin hizo una agradable biografía del barbón. A fines de los sesenta, Jon Elster –que sería parte del grupo de académicos que desarrollarían el llamado "marxismo analítico"- prefirió no llevar su tesis de doctorado ante Louis Althusser –muy de moda en ese entonces- y terminó siendo asesorado por Raymond Aron.
En cambio, acá seguimos releyendo a Althusser -¿vamos a encontrar algo nuevo?- pero no miramos ni de reojo al solitario Aron. En nuestra izquierda los liberales están en el fondo del mar con un ancla atada al tobillo. No debatimos con ellos y creemos que le hemos ganado a Popper, von Mises o Nozick repitiendo una y otra vez que el problema del indio es el problema de la tierra. Como si tuviéramos no un Zhdánov de carne y hueso, sino uno artificial y fantasmagórico que nos dice qué leer y qué repetir.
Mutatis mutandis, en un debate con mucho fuego artificial que hubo el año pasado se creía que por ser uno de izquierda tendría necesariamente que estar de acuerdo con los marcos teóricos y supuestos de trabajo de Nicolás Lynch y Alberto Adrianzén, y recusar a la vez a la supuesta new right de Tanaka, Meléndez, Dargent y Vergara. De este modo, estar de acuerdo con Tanaka o el "rational choice" sería una concesión al neoliberalismo, mientras que enfatizar lo nefasto del modelo económico y lo injusto de las estructuras era señalar al enemigo y sus tizones. De hecho, alguna vez me preguntaron en una entrevista de trabajo qué opinaba de Martín Tanaka y sus dazibaos. Pregunta casi de filtro ideológico. Les dije, sin gloria pero sin pena, que me parecía un académico serio y riguroso, acaso el profesor más ordenado que tuve en Facultad, aunque muy de derecha para mi gusto ultroso. La cara de los interlocutores no emitió gestos, nos despedimos y me fui a casa con la convicción de haber sido tachado injustamente de neoliberal. En efecto, al día siguiente recibí un correo que me agradecía el tiempo pero que no. Hasta ahora me pregunto si debí deslindar más fuerte con Tanaka para obtener el puesto, toda cuenta que mis entrevistadores son ahora parte del Poder Ejecutivo y yo sigo igual de desempleado como en ese entonces.
Pareciera así que estamos en un círculo, como un hamster en una rueda. Debatimos por lo general dentro de los mismos marcos y supuestos, que poco a poco se van convirtiendo en sentidos comunes. Salirse del marco establecido es como quedar fuera de la ronda. Solo buscamos y debatimos lo que refuerza nuestras convicciones, más no la que las desafía. Cosas importantes y espinosas las tocamos siempre en privado, cuando de vez en cuando caería bien ventilar un poco el ambiente y saber qué estamos pensando en realidad (de paso que nos ayuda a tener una mejor recepción ante las críticas, que suelen personalizarse con facilidad). Así como la tensión entre libertad e igualdad no es de antagonismo puro sino de grados, y debemos respondernos cuál sería el nuestro, también lo es –digamos- con el tema orden y seguridad. Lo que no debemos hacer es salirnos de ese juego, continuar debatiendo sobre los mismos cuatro temas de siempre, responder las tres mismas ideas multiuso, rechazar de plano toda idea que ponga en cuestión nuestra parroquia ideológica y tocar los temas espinosos en voz baja (¿alguien dijo lucha armada?) como si hiciéramos algo prohibido.

Comments  

 
#2 Arty 2011-11-01 17:26
concuerdo contigo Rodolfo, agregaría que es necesario tener un poco más de claridad en los comentarios y publicaciones, y pedir a la revista que sea un poco más seria a la hora de filtrar los artículos que publica. Creo que existimos mucho mayor cantidad de personas críticas y librepensadoras que algunos de los que publican artículos en esta revista
 
 
#1 rodolfo gonzales wang 2011-09-26 15:43
Un poco enredado y poco claro lo que quiere decir el autor de esteartículo, lo de Cuba no se a que viene además de ser unproblema del desarrollo del socialismo en el archipielago cubano, lo otro si somos capaces de mezclar socialismo ( y sus teorías) con el liberalismo,tam poco ubicado, sugerimos otro texto mas claro y directo.
 

Suscribirse a nuestro Boletín

Ingrese su email:

Columna de Opinión por Autor

pluma_y_papel

logo-inferior   Copyleft 2012 Lima - Perú   KYBERNET
Gestionamos información para generar conocimiento
Web site desarrollado por Kybernet, usando Joomla con licencia GNU/GPL.
google adsense adwords google adsense adwords