porno

Poco de fiar

Poco de fiar

op03-jdc

Por Antonio Zapata

En los últimos días se discute la conformación de la comisión investigadora del Congreso para determinar si hubo enriquecimiento ilícito durante el mandato del ex presidente Alan García. Sorprende que el punto en debate sea una campaña contra Javier Diez Canseco, tildándolo de alimentar odios y poseer un criterio subjetivo y rabioso, que le impediría presidir y hasta integrar esta comisión.

En el estilo de JDC se hallan elementos que sustentan esta acusación a su personalidad, pero caricaturizando su conducta. En efecto, JDC es una persona combativa y pugnaz, que no se deja convencer fácilmente y que siempre está buscándole tres pies al gato. Pero, a la vez, gracias a ello, ha dirigido exitosamente varias comisiones investigadoras en los numerosos congresos que ha integrado.

Desde los años ochenta ha participado activamente en este tipo de comisiones. Es más, para bien o para mal, su perfil está unido a su fama de fiscalizador, que siempre ha ejercido desde el Congreso. Ese estilo tiene antecedentes en la historia y constituye una de las funciones del Parlamento, en este caso la fiscalización de los otros poderes del Estado. Llama la atención que, en Gana Perú, JDC sea el único congresista con trayectoria que no tenga un puesto en la mayoría parlamentaria, tan necesitada de líderes.

Por otro lado, junto a Óscar Ugarteche, durante el gobierno de Alejandro Toledo, tuve ocasión personal de participar como asesor de dos comisiones investigadoras que integró JDC. En ambas hubo representantes del APRA, que manifestaron libre y claramente sus puntos de vista. Uno era Juan Valdivia, quien luego ejerció como ministro de Energía, y el otro fue Javier Velásquez, quien es miembro del actual Congreso y fue primer ministro de García.

En la comisión que integró Velásquez se investigó el caso Mantilla, quien estaba preso por haber sido sobornado por Vladimiro Montesinos. Se buscaba precisar si, además, había recibido coimas de una empresa israelí que había vendido carros de choque a la policía durante su ministerio. La hipótesis estaba sustentada por el fiscal de Nueva York, que en un banco de esa localidad había encontrado un depósito por dos millones de dólares a nombre de Mantilla. Se conocía cuándo, cómo y a través de quién había traído parte del dinero a Lima. Se ignoraba el destino de la otra parte y se presumía que podría haber sido recibida por García en París.

Debido a ello, se entrevistó al ex presidente y la sesión fue dirigida por Ernesto Herrera, con participación de Rafael Rey y Heriberto Benítez. Mi apreciación es que García se puso por encima de las acusaciones y explicó el papel de Mantilla en el PAP. Pero también me quedó claro que había algo turbio y que involucraba a parte del partido de la estrella.
En esa comisión y en la anterior se aprobaron normas sugeridas por JDC que evitaban el escándalo. No hubo prensa en la sesión; el debate con García y los demás actos de la investigación fueron reservados, no se adelantó opinión y cuando se terminó se presentó un documento que fue trabajado con paciencia en procura del consenso. Recuerdo una prolongada discusión, párrafo por párrafo, argumentando con el congresista Velásquez para lograr un informe por unanimidad.

Por último, si retrocedemos a ese periodo, es evidente que García salió adelante, puesto que a continuación fue electo presidente del Perú, mientras que JDC obtuvo una votación mínima para ese mismo puesto. Por su parte, Benítez ni siquiera apareció en el siguiente Congreso. Así, no se entiende ni los temores exacerbados de los alfiles de García, ni la actitud del presidente del Congreso, impidiendo que JDC reafirme un estilo cuyo alcance ya se conoce.

Suscribirse a nuestro Boletín

Ingrese su email:

Columna de Opinión por Autor

pluma_y_papel

logo-inferior   Copyleft 2012 Lima - Perú   KYBERNET
Gestionamos información para generar conocimiento
Web site desarrollado por Kybernet, usando Joomla con licencia GNU/GPL.
google adsense adwords google adsense adwords