porno

Ayacucho: Características de la coyuntura electoral

 

Ayacucho: Características de la coyuntura electoral

op-pensarPor Jesús Ospina Salinas

En tiempos electorales en los departamentos generalmente los analistas políticos tienen que tener en alerta permanente sus sensores políticos y sociales, para poder pronosticar quién ganará las elecciones. Pues no hay encuestas de diferentes empresas, no se hacen con la periodicidad requerida, y si bien hay algunas empresas que lo hacen, muchas veces no contienen todos los ítems que se requerirían para sustentar una opinión amplia, no tienen cobertura departamental, y existe siempre la desconfianza respecto de sus resultados. No hay una historia de aciertos y validaciones.

Es por ello que, si bien como en todo proceso se puede ver tendencias, no se pueden hacer afirmaciones precisas como ya se puede hacer en Lima, respecto del triunfo de Susana Villarán. Aquí en Ayacucho por ejemplo, hay dos candidatos liderando las encuestas, con diferentes cifras, y por esa razón estos sondeos de opinión son factores que generan más dudas que aciertos en los analistas políticos.

 

Y por ello hay que buscar las tendencias del electorado en la construcción de los elementos y características que marcan esta campaña electoral en Ayacucho.
Ausencia de debate ideológico

 

Una primera es la ausencia de un debate ideológico partidario. Entre los 11 candidatos a la presidencia regional no ha existido una polarización, o por lo menos una diferenciación ideológica, como muchos lo podían esperar. El debate capitalista o socialista, o por lo menos defensor de una ideología pro neoliberal y una defensa del nacionalismo, ha estado ausente[1]. Quizá aun se asume que estas elecciones regionales no son por una cuota de poder político, sino más bien vecinal.

Sin embargo, hay que destacar que en Lima, en una elección vecinal, ésta polarización ha sido el eje del debate en el último mes y medio de campaña, luego del repunte de Villarán. Pero lo que parece ocurrir es que ésta polarización vino de la derecha, no de la izquierda, que está más bien replanteándose su ubicación ideológica y política, intentando superar esa dicotomía izquierda – derecha, porque no le ha convenido en las últimas décadas, tras la aparición de Sendero Luminoso y el proceso de identificación real entre comunismo y terrorismo.

 

En Ayacucho no existe una derecha consolidada, no tiene fuerza para la polarización con una izquierda también remozada y en esfuerzos claros de modernización y fusión con un pueblo al que siempre intentó representar políticamente sin logros destacables. Por ello la izquierda tampoco ha promovido una polarización ideológica, y obviamente porque no tiene claridad ideológica para diferenciarse de la asociación comunismo = terrorismo encarnado por Sendero Luminoso.
  
Por otra parte, esta ausencia tiene un componente de realismo político, que si bien ya se procesó en ciudades como Lima, pero que aún falta posicionarse con mayor fuerza en lugares como Ayacucho, y es la oposición falsa entre conocimiento, integridad, pueblo, sentido histórico, solidaridad, etc., que estaría encarando por la izquierda, por tener cercano el marxismo y otras corrientes de pensamiento de la izquierda; e improvisación, oportunismo, manipulación, ordinario, coyuntural, etc., representado por la derecha. Así, va siendo sentido común el pensar que hay personas de izquierda muy inteligentes, pero también con limitaciones, y que hay gente que puede ser de derecha y ser muy inteligente, pero que igualmente puede tener vacíos.

 

Mirada localista

 

Así, hay aun una mirada más localista de las elecciones, mal llamadas regionales, y no con la perspectiva de una articulación intra departamental y de diálogo con el gobierno central. No se asume aún una mirada de Estado regional que intenta su articulación en mejores condiciones con el Estado central. Será por ello que los partidos y movimientos políticos han rescatado en sus planes de gobierno tan sólo 2 de 8 políticas de Estado del Acuerdo Nacional referidas a la cuarta dimensión, "Estado eficiente, transparente y descentralizado"[2], que tiene que ver con los procesos de reforma del Estado.
Falta visión para la reforma del Estado regional

 

Es por ello que en esta campaña ha estado ausente el tema de la reforma del Estado regional, pues es claro que los dos gobiernos anteriores han heredado un Estado regional centralista, urbano, excluyente y discriminador, donde la población del campo han sido históricamente marginados de los beneficios de un Estado que debió haber hecho de ellos su misión principal. Desde hace 8 años hay ideas para hacer una reforma pero han quedado aún en una visión más administrativa y no política de la descentralización y adecuación de un Estado a la realidad ayacuchana marcada por la pobreza, la falta de articulación y la dispersión social y territorial.

Falta articulación para una macro región

Otra característica de esta campaña es la mirada departamental y no una visión regional, es decir de articulación con otros departamentos para ver la conformación de una región macro sur. No se han escuchado debates sobre el tema ni propuesta de articulación. Esta es una carencia grave si pensamos en la propuesta de conformación de regiones para el año 2011. La impresión que se tiene es que aun la población no ve con suficiente claridad para qué hacer regiones. Y por otra parte no tenemos aun una clase política que haya debatido suficientemente el tema. Esta es una tarea pendiente.

Lucha frontal contra la desnutrición crónica

Una problemática que ha estado muy presente, por sus réditos políticos y por los avances logrados por la actual gestión y que todos se han comprometido en mejorarla, es la desnutrición crónica infantil, que ha estado presente en la agenda regional y local. Los candidatos por Ayacucho han centrado su atención en este tema, han afirmado su disposición de erradicar este mal en el próximo periodo electoral.

Superar la pobreza

Otro tema que está que ha estado débil, y que progresivamente está creciendo en la agenda política es el tema de la superación de la pobreza, que si bien en la última gestión del Presidente Ernesto Molina, se ha reducido de 78.4% en que la dejó el anterior Presidente Omar Quesada, a 62.6% en el 2009[3], es decir una reducción muy importante de 15.8%. Para ello la mayoría de candidatos ha centrado su atención en el desarrollo del agro y el apoyo a la micro y pequeña empresa, acciones indispensables para el propósito de luchar contra la pobreza. En menor medida se ha escuchado el tema de promoción de las inversiones y el empleo digno para todos.

Marketing político

En otro plano, la campaña se ha centrado en el marketing electoral y la intervención mediática que la vienen ganando los que tienen más recursos económicos. Ya ha llegado el neoliberalismo a al proceso electoral y su intento por convertir una elección en una feria de candidatos, cuyas propuestas son más bien las sonrisas, sus además, sus gestos y no tanto sus propuestas y programas. Sin embargo, hay que destacar que si bien lo mediático ha ganado en esta elección, los candidatos sin grandes recursos no han tenido la suficiente creatividad para posicionarse con propuestas claras, directas, simples, que empaten rápidamente con la necesidad y demanda de la población.

Fortalecer una élite política

Tras todo este panorama, aun marcado por la fragilidad programática, es claro que hace falta fortalecer una elite política que propongan mayores temas en la agenda pública, pero sobre todo que las propuestas sean más claras, articuladas a la demanda social y a las condiciones socio políticas y económicas de Ayacucho, y que contribuya a afirmar un rumbo y una hoja de ruta para Ayacucho.

En esa perspectiva, se inscribe el Grupo Impulsor que ha contribuido a la construcción del Acuerdo Regional, celebrado el día miércoles 22 en presencia de las 11 organizaciones políticas en contienda por la Presidencia Regional, y las organizaciones sociales de base de nivel regional, como las instituciones económicas, profesionales, iglesia y medios de comunicación. Hito histórico que tiene que tener su soporte en el Foro Regional Permanente aprobado esa noche y que se espera sea convocado por el actual y el próximo Presidente Regional.

 


 

[1] Habría que precisar que ésta oposición se ha reducido a la afirmación extendida de que ser un empresario, exitoso o no, no es condición para ser un gobernante. No se ha planteado la perspectiva de que ser empresario representa a una ideología capitalista.

[2] Si bien la política vigésima cuarta, "Afirmación de un Estado Eficiente y Transparente" está presente en 5 organizaciones políticas, y la vigésima sexta "Promoción de la Ética y la Transparencia y Erradicación

de la Corrupción, el Lavado de Dinero, la Evasión Tributaria y el Contrabando en todas sus formas", ha sido asumida por 6 organizaciones, la vigésima sétima "Erradicación de la Producción, el Tráfico y el Consumo Ilegal de Drogas", vigésimo octava "Plena Vigencia de la Constitución y de los Derechos Humanos y Acceso a la Justicia e Independencia Judicial", la vigésima novena "Acceso a la Información, Libertad de Expresión

y Libertad de Prensa", la trigésima "Eliminación del Terrorismo y Afirmación de la Identidad Nacional" están ausentes.

[3] Aun no se conoce a cuánto estaría en el 2010, pero lo que sí hay que destacar es que este esfuerzo liderado por Molina ha sido fruto, como él mismo lo reconoce, de una intervención articulada del nivel central, regional, provincial y local.

Suscribirse a nuestro Boletín

Ingrese su email:

Columna de Opinión por Autor

pluma_y_papel

logo-inferior   Copyleft 2012 Lima - Perú   KYBERNET
Gestionamos información para generar conocimiento
Web site desarrollado por Kybernet, usando Joomla con licencia GNU/GPL.
google adsense adwords google adsense adwords