porno

EDITORIAL

nelson01-editorialElecciones con lecciones regionales y limeñas

Les presentamos una edición especial de Bajo La Lupa , dedicado al proceso electoral para la renovación de las autoridades regionales y municipales en el país. Un especial que seguiremos enriqueciendo los siguientes días con artículos de opinión de colaboradores de las diferentes regiones, para que podamos tener una visión mas amplia e integral de este proceso. Debemos forzarnos a mirarnos como peruanos. Que el norte mire el sur, el oriente al centro y sobre todo Lima al país. Eso es parte de las apuestas que tenemos como Grupo Bajo La Lupa.

Estas elecciones tienen dos elementos que lo hacen particularmente significativa. El primero es obviamente que, por el proceso de descentralización, las autoridades regionales son las que han venido asumiendo las funciones del Estado – sobre todo en cuanto a los servicios públicos. Claro, pero esto no ha sucedido en la ciudad de Lima por responsabilidad del Gobierno Nacional y el Gobierno Municipal, porque les era políticamente costoso y problemático. Lo segundo es porque estamos a escasos seis meses de las elecciones generales para la Presidencia de la República y la renovación del Congreso Nacional. El impacto político de sus resultados van más allá de lo regional y local y es parte de la dinámica de definiciones de las distintas fuerzas políticas.

Esa es una de las razones por la que los sectores políticos de las extrema derecha estén muy preocupados por el triunfo de Susana Villaran y Fuerza Social en la Ciudad de Lima. No porque crean que los "rojos" marcharan por las calles cantando la internacional. Es así como puede entenderse que aún hoy no es posible tener los resultados electorales finales de la capital de la República, debido a las deficiencias de la ONPE y a las maniobras de los personeros del PPC. Asimismo, en estas semanas hemos presenciado el uso descarado y brutal de los ataques personales, de las falsedades y calumnias, como mecanismos de manipulación electoral. Una campaña de difamación y satanización, que poco o nada tiene que envidiarle a los psicosociales de los años 90 y a las elecciones del 2006. 

La lección que nos deja los sucedido, nos recuerda que la extrema derecha detesta la democracia a menos que le sea funcional a sus negocios e intereses. Frente a eso la democracia es un valor que puede y es defendido por todos aquellos que creen que el país es para todos los ciudadano,sin exclusiones y con derechos plenos (más allá de su ubicación ideológica).

Por su importancia política y su peso mediático, la pugna por la Alcaldía de Lima, ha sido el acontecimiento político central, reiterando un centralismo que no nos permite ver en conjunto el país, con sus diversos problemas y procesos. Pero vamos, Lima no es el Perú. Es importante que revisemos los resultados electorales nacionales, que nos dejaron varias cosas que vale la pena subrayar. La primera es una confirmación de la debilidad de los llamados partidos nacionales, más allá de las alianzas y triunfos que lograron en varios casos. Esta debilidad debe ser superada construyendo o consolidando instituciones, para tener actores políticos plenos, que vayan más allá de caudillos o liderazgos personales (por más validos que estos sean), y que es un componente central en una adecuada gestión estatal democrática y para la construcción de políticas públicas que tanto requiere el país. Ningún gobierno regional saliente, ni el de la ciudad de Lima, ni alguno de los reelegidos, puede mostrar un excelente desempeño, que sean un ejemplo para el resto. Algunos aprueban con mejor puntaje, mientras otros son francamente lamentables. La descentralización en si misma no es una solución sino un camino donde podemos replicar (como esta sucediendo en la mayoría de los casos), los mismos vicios de burocratismo, falta de transparencia, clientelismo, etc. O mostrar una gestión pública eficiente dentro de proyectos políticos de cambio.

En esa perspectiva, tenemos que evaluar este proceso electoral, desde sus resultados políticos y consecuencias para el 2011, pero también desde los procesos que podrán llevar adelante los nuevos gobiernos regionales y el gobierno municipal de la ciudad de Lima, para enfrentar los restos que tienen. Esto es urgente aunque la dinámica electoral del 2011 nos deja muy poco espacio.., debemos decirlo.

Por Nelson F. Núñez Vergara
Editor General
Grupo Bajo La Lupa 

Suscribirse a nuestro Boletín

Ingrese su email:

logo-inferior   Copyleft 2012 Lima - Perú   KYBERNET
Gestionamos información para generar conocimiento
Web site desarrollado por Kybernet, usando Joomla con licencia GNU/GPL.
google adsense adwords google adsense adwords