porno

Criterios de Evaluación

Criterios de Evaluación

op00-plantilla

Por Germán Alarco Tosoni

Tanto la inversión privada como la pública son esenciales para el crecimiento económico. La primera depende fundamentalmente de las expectativas de los inversionistas, mientras que la segunda responde a un conjunto de decisiones administrativas responsabilidad de las autoridades locales, regionales y nacional. En el caso de la inversión pública los criterios de evaluación son claves al momento de jerarquizar los proyectos y decidir sobre su ejecución. No nos referimos a la fase de formulación que debe responder a una necesidad, ni a la ejecución. Lamentablemente hay problemas serios en la fase de evaluación de los proyectos de inversión pública.

En el caso de los proyectos de inversión privada los criterios de evaluación son financieros. Se registran tanto los ingresos y egresos efectivos esperados en la vida útil del proyecto. Con la inversión y estos flujos netos se determina una tasa interna de retorno y un valor presente neto. En el caso de proyectos públicos como una carretera, un muelle, una obra de irrigación (con represa incluida) es imprescindible utilizar criterios de evaluación económica o socioeconómica. Aquí se consideran y valorizan las externalidades positivas del proyecto, tales como la mayor recaudación tributaria por ingresos directos e indirectos más altos, los menores costos a los usuarios de la infraestructura, menores accidentes o muertes, menor contaminación, ahorros en tiempo, entre otros.

Lamentablemente la evaluación para construir una obra de irrigación en el Perú solo considera criterios financieros. Las únicas fuentes de ingresos que permitirían recuperar la inversión y los gastos operativos son el valor del agua y de la tierra. En ninguna parte del mundo se hace esto, ya que el largo periodo de maduración del proyecto exige una evaluación económica. En concreto, como mínimo, se debe considerar la mayor recaudación tributaria generada directa e indirectamente por las nuevas tierras agrícolas incorporadas.

La utilización exclusiva de criterios financieros, omitiendo el económico solo genera problemas. Con estos se obliga a maximizar el precio de la tierra y del agua. Con los criterios financieros es fácil promover la concentración de la propiedad de la tierra como lo ocurrido penosamente en Olmos y por ocurrir en otras irrigaciones de la costa. Hay otros efectos perniciosos, ya que los menores ingresos esperados obligan a reducir la escala del proyecto (por uno más reducido) y de menor vida útil. Es imprescindible cambiar de criterios para mirar más alto y lejos..

Suscribirse a nuestro Boletín

Ingrese su email:

Columna de Opinión por Autor

pluma_y_papel

logo-inferior   Copyleft 2012 Lima - Perú   KYBERNET
Gestionamos información para generar conocimiento
Web site desarrollado por Kybernet, usando Joomla con licencia GNU/GPL.
google adsense adwords google adsense adwords