porno

Malestar electoral

 

Malestar electoral

op-malestarPor Carlos Reyna

Hace poco, la ONPE y el JNE figuraban entre las instituciones públicas de mayor confianza. Después de las elecciones de octubre eso ha erosionado. No solo en Lima, donde la mayor crítica es a la lentitud del conteo, sino en diversas provincias donde ha habido violencia por fraudes alegados, aunque no probados.

Esto plantea un problema. Desde 2011, la buena imagen de la ONPE y el JNE inyectó legitimidad a los resultados de las competencias electivas entre los partidos. Estos, en general, no son tan apreciados por la gente. Ahora, para las elecciones del 2011, ni partidos ni organismos electorales llegarán con la credibilidad en alto. Eso puede afectar al proceso y a sus resultados.

¿Qué hacer? El voto electrónico ha sido celebrado por muchos como el remedio moderno a las deficiencias del 3 de octubre, pero quizás haya que moderar la fe respecto a cuánto de solución supone ese tipo de sufragio, pues de repente no será tan grande.

Si bien el voto electrónico puede acelerar el escrutinio, en cambio no resuelve la cuestión de la credibilidad del elector. Pueden aparecer desde dudas fundadas respecto a cuán blindado está frente a posibles hackeos o manipulaciones, hasta una extendida suspicacia popular cuando perciba una mezcla de misterios técnicos y lucha por el poder.

Por otro lado, todo indica que el voto electrónico comenzaría a aplicarse para una porción pequeña del electorado. La gran mayoría seguirá votando el 2011 conforme al modo actual, que ha ido poniendo más y más complicaciones para los miembros de mesa y restando incentivos para que cumplan su rol. Esa ha sido una de las causas de tantas deserciones y fallas cometidas con las actas.

Por tanto, si los organismos electorales desean mejorar la próxima vez y recuperar imagen desde ahora, debieran promover los cambios legales para simplificar y bonificar el trabajo de los miembros de mesa.

Sin embargo, es a los partidos a los que les cabe decidir los cambios en las leyes electorales desde el Congreso. Y no solo respecto a los miembros de mesa, sino a otras normas que hagan más justas, equitativas y creíbles a las elecciones y a la democracia. Tengo la impresión que el desgaste es causado más por los partidos, pero ahora los paganos son la ONPE y el JNE.

Suscribirse a nuestro Boletín

Ingrese su email:

Columna de Opinión por Autor

pluma_y_papel

logo-inferior   Copyleft 2012 Lima - Perú   KYBERNET
Gestionamos información para generar conocimiento
Web site desarrollado por Kybernet, usando Joomla con licencia GNU/GPL.
google adsense adwords google adsense adwords