porno

Autosabotaje a la Occidental

Autosabotaje a la Occidental

op00-plantilla

Por Guillermo Giacosa

El 30 de diciembre del año pasado, el presidente Barack Obama firmó una enmienda a la Ley de Autorización para la Defensa Nacional, la cual impone sanciones a cualquier país o compañía que compre petróleo iraní y lo pague a través del Banco Central de Irán.
Quien lo haga no podrá realizar negocios con EE.UU. La enmienda, más la duda de los europeos de si seguir o no comprando a Irán los 450,000 barriles diarios que actualmente adquieren, ha elevado más aún el precio del crudo y, por lo tanto, agudizará la crisis que viven la UE y los EE.UU. Se trata de una medida política, supuestamente inspirada por Israel, que algunos analistas consideran como “un múltiple atentado suicida contra sectores enteros de la economía global”. Washington había dado a entender que las sanciones contra el Banco Central de Irán no iban a ser aplicadas. Y no lo iban a hacer porque el sentido común indicaba que un aumento del precio del petróleo –en la complicada situación actual– conducirá, inevitablemente, a una mayor recesión global. Solo un grupo de inválidos mentales puede pensar que el retiro parcial de los 2.5 millones de barriles diarios que Irán aporta al mercado mundial no repercutirá dramáticamente sobre la economía mundial. Lo que marca la diferencia con el pasado es que China seguirá comprándole a Irán, y difícilmente Estados Unidos le impondrá sanciones al gigante asiático que lo ayuda a financiar su descalabro económico. Otros países, como Rusia e India, harán lo mismo pues tienen cómo burlar las sanciones de la superpotencia y, por lo tanto, Irán ganará más dinero y Occidente acentuará sus ya duras penurias.

Suscribirse a nuestro Boletín

Ingrese su email:

Columna de Opinión por Autor

pluma_y_papel

logo-inferior   Copyleft 2012 Lima - Perú   KYBERNET
Gestionamos información para generar conocimiento
Web site desarrollado por Kybernet, usando Joomla con licencia GNU/GPL.
google adsense adwords google adsense adwords