porno

O con Dios o con el diablo

O con Dios o con el diablo

op-ddPor Nelson Manrique

A casi un mes de realizada la elección municipal, el conteo de votos de Lima Metropolitana viene destruyendo la reputación de la ONPE y el JNE, alimentando la sospecha de que se intenta burlar la voluntad popular. La suspicacia tiene diversas fuentes: el cambio de las reglas de juego por el JNE pocos días antes de las elecciones que permitió observar el 26% de las actas electorales, la lentitud en el conteo y la forma cómo éste se realizó, seleccionando las actas de los distritos donde Flores tenía más respaldo para crear la falsa impresión de que todavía tenía alguna posibilidad de ganar.

El PPC-UN contribuyó a prolongar esta situación impugnando 150 actas –contra 1 impugnada por FS– y anunciando que pensaban seguir impugnando todas las que fuera posible, obligando a realizar cientos de audiencias adicionales para debatir sobre cada una de las actas impugnadas enviando el final del conteo hacia un futuro indefinido, enrareciendo aún más el ambiente, llevados por la ilusión de que podrían ganar en mesa la elección que perdieron en las ánforas.

Lo verdaderamente grave es la desconfianza que una situación así crea en torno a la imparcialidad de los organismos electorales que en apenas 6 meses deberán llevar adelante una elección presidencial. Por eso sorprende que Susana Villarán y el estado mayor de FS, luego de convocar a un plantón, se apresuraran a declarar que no pretendían presionar al JNE: que esta presión es necesaria viene confirmado por la diligencia con que durante los últimos tres días se ha realizado el conteo, con tres reportes al día, como se debió haber trabajado desde el inicio.

La persistencia del PPC en dilatar el final es llamativa porque pone a Lourdes bajo los reflectores en un momento en que más le valdría un piadoso olvido, pues los documentos de la Dinandro se han hecho públicos y hacen pedazos su credibilidad como política. La reconstrucción de los expedientes policiales de Adolfo Carhuallanqui, alias César Cataño, que fueron sustraídos hace dos décadas de los archivos judiciales de Junín, ratifica que Carhuallanqui-Cataño, que durante la campaña municipal tuvo dos presentaciones en TV para tratar de limpiar a Lourdes y ahora ha fugado impunemente, no sólo se dedicaba a la comercialización de drogas sino hasta había realizado el sueño del pozo de maceración de PBC propio, en su propia casa. Carhuallanqui-Cataño declaró a la policía que se cambió de nombre para evadir a la justicia que lo perseguía por narcotraficante. Confirmó que su familia estaba metida en el negocio, incluida su madre, María Porras, que apoyó el 2006 a Lourdes Flores con seis camionetas durante su campaña electoral, según ella misma lo ha reconocido públicamente (¿recuerdan que Carhuallanqui fue militante del PPC?).

En una entrevista concedida a Milagros Leiva (EC, 17/9/10) Lourdes declaró sobre sus relaciones con Carhuallanqui-Cataño: "me jugué ayudándolo en los procesos no penales. En todos sus asuntos empresariales, en el proceso judicial que tenía que ver con la importación de autos usados, he participado en una serie de asuntos empresariales y luego lo ayudé a formar la aerolínea Peruvian Airlines, de la que fui presidenta del directorio por seis meses". Añadió que si se comprobaba que este era narcotraficante: "Con enorme humildad reconocería mi error, me endeudaría en un banco y devolvería la plata porque ahora no la tengo". Ha llegado la hora de que honre su compromiso.

La entrega del informe de la Dinandro, programada para el 27/9, fue postergada maliciosamente hasta después de las elecciones.

Fernando Rospigliosi señala a AGP como el responsable de la retención de este informe comprometedor, lo cual añade una perla más al rosario de groseras intervenciones con que García viene violando la neutralidad que como presidente está obligado a guardar. Es de preguntarse cuántas personas habrían votado por Lourdes de haber tenido a mano esta información fundamental.

Hay quienes argumentan que también los narcotraficantes tienen derecho a tener un abogado, lo cual es absolutamente cierto (y muy remunerativo). Pero o se es abogado de un narcotraficante o se es político. Los Evangelios dicen no se puede servir a dos amos. Es así de simple.

Suscribirse a nuestro Boletín

Ingrese su email:

Columna de Opinión por Autor

pluma_y_papel

logo-inferior   Copyleft 2012 Lima - Perú   KYBERNET
Gestionamos información para generar conocimiento
Web site desarrollado por Kybernet, usando Joomla con licencia GNU/GPL.
google adsense adwords google adsense adwords