porno

Investigación científica, economía y medios

Investigación científica, economía y medios

op00-plantilla

Por Nelson Manrique

Una ideología ampliamente aceptada muestra a la investigación científica como un quehacer puro, desinteresado y neutral, ajeno a las presiones del mundo y por encima de la contaminación de los intereses materiales que imperan más allá de los campus. Ésta, por supuesto, es una simple visión ideológica. El trabajo científico es colaborativo, con instituciones y estructuras de poder, con las inevitables luchas que existen en estas, y requiere de recursos económicos para realizarse. La investigación científica, por tanto, está sujeta a las mismas presiones que cualquier otra actividad laboral humana.

A mediados del siglo XX el sociólogo Paul Lazarfeld mostró la enorme dependencia de la investigación científica en relación con sus fuentes de financiamiento. Se necesita dinero para investigar y así, por una parte, los temas que pueden atraer financiamiento tienen mayores posibilidades de investigarse, y, por la otra, son los temas más atractivos para los financistas los que se pueden desarrollar en una escala mayor, que puede incluir contratar a ejércitos de académicos. Lazarfeld sabía de qué estaba hablando; el Bureau of Applied Social Research que fundó en 1941 en la U. de Columbia tenía al Ministerio de Defensa como su principal fuente de ingresos, y por supuesto la demanda militar, cuando estaba en curso la Segunda Guerra Mundial, condicionaba fuertemente la selección de los temas de investigación. Derrotado Hitler, la Guerra Fría con la URSS mantendría vivo el matrimonio entre los militares y los investigadores. No es accidental que virtualmente todos los grandes inventos de la segunda mitad del siglo (radar, aviones a reacción, energía nuclear, cohetes, viajes espaciales, microondas, TV satelital, computadoras, redes, Internet, y un largo etc.) fueran producidos originalmente como aplicaciones militares que luego encontraron usos civiles.

Lazarfeld sostenía que la dependencia económica llevaba a que la gran mayoría investigaciones sobre los medios de comunicación de masas terminara centrándose en aquellos temas que podían atraer recursos financieros. Así, las áreas de interés de los investigadores terminaban reducidas a unos pocos temas: los negocios y la política (que para los especialistas en medios es una operación de negocios: propaganda para vender un candidato, por ejemplo) y las aplicaciones militares.
Por razones obvias el mundo de los business y el complejo militar industrial –dos sectores con un enorme poder económico– tienen un gran interés en los mass media. Para las empresas es fundamental conocer el impacto de los medios de comunicación en los consumidores, para maximizar sus utilidades. La publicidad creó una enorme demanda de estudios académicos centrados en la psicología de los consumidores y los mecanismos para manipularla. Los mismos principios de la publicidad valen para la propaganda política.

El resultado es un sesgo en la investigación de las “ciencias de la comunicación” que sobrevalora la importancia de los negocios y la guerra en desmedro de otros temas tanto o más importantes socialmente hablando, como la educación, las formas de socialización, la construcción de las identidades sociales, los sentidos comunes, etc., que no atraen muchos recursos económicos y son por eso menos frecuentados por los investigadores.

Lo que Lazarfeld constató hace medio siglo en relación con los medios de comunicación de masas tradicionales sigue siendo vigente hoy para Internet, lo que es especialmente evidente en lo que al mundo de los negocios y sus intereses en la red de redes se refiere. Los intereses militares se mueven con mayor discreción, pero obviamente están allí, como se ha podido constatar con la ofensiva que han desplegado las últimas semanas conjuntamente con sectores políticos del gobierno norteamericano en la red.

Existe mucho dinero disponible para apuntalar las investigaciones sobre publicidad, marketing, management, sondeos de actitudes políticas y económicas y control social, etc. Por fortuna Internet es mucho más que eso. Y hay que luchar por que así se mantenga.

Suscribirse a nuestro Boletín

Ingrese su email:

Columna de Opinión por Autor

pluma_y_papel

logo-inferior   Copyleft 2012 Lima - Perú   KYBERNET
Gestionamos información para generar conocimiento
Web site desarrollado por Kybernet, usando Joomla con licencia GNU/GPL.
google adsense adwords google adsense adwords