porno

Las Reales y Supuestas Diferencias en el Campo Popular con la Izquierda Moderna

Las Reales y Supuestas Diferencias en el Campo Popular con la Izquierda Moderna

op-bufonPor Rene Galarreta

En los últimos días, términos como alianza, confluencia y unidad se vienen usando en medios y en foros de jóvenes progresistas, que tratan de encontrar afinidades programáticas con miras al 2011 y más allá. Pero ¿Qué tan posible es esto con las cúpulas en el campo popular y en la "izquierda moderna"?
 
Para empezar, los debates sobre este tema tienen dos aristas: De aquellos que apuestan realmente por la unidad, y para quienes ésta le es un problema. Para los partidos posicionados, la adición de otras organizaciones en alianza o confluencia, no es prioritaria, aunque podrían beneficiarlos, renovando su propuesta. Una izquierda o nacionalismo estigmatizados, podrían blanquear sus propuestas, lo que la derecha calificaría como irse al centro. Pero para un partido pequeño, unirse a otra propuesta de mayor envergadura, garantizaría su subsistencia y cuotas de poder, pero podría invisibilizarlas ante mayores pretensiones políticas. Para los de la derecha, si ese partido al que te unes pregona el cambio, esa unidad te estaría "radicalizando". Si eres de tendencia izquierda y te unes a una derecha, esa unidad te ubicaría al centro. Con estas precisiones, ya sabemos porque la derecha pone todos sus medios posibles para evitar una unidad en el sector progresista. Y también podemos entender las motivaciones de partidos nacientes o de poco posicionamiento para las elecciones generales del 2011. Mientras partidos como AP, PDSP, PHP ó RN buscan alianzas para conservar su inscripción partidaria, FS y TyL hablan de una posible confluencia entre ellos pensando a largo plazo, al 2016.

En lo programático, las diferencias suelen ser usadas como excusas para evitar la unidad. Por ejemplo, en el sector de la "izquierda moderna", Zegarra y Guerra García dicen no compartir las propuestas de Ollanta, y que FS es todo lo contrario al PNP (1). O sea, que poco les significa las 10 propuestas nacionalistas donde se menciona la erradicación de la corrupción, o la descentralización con participación, o el respeto a los DDHH, o la integración regional (2). Y, mientras la juventud progresista y la izquierda histórica coinciden en que la unidad se basa en enfrentar juntos al neoliberalismo (3), la "izquierda moderna" basa su unidad en posicionar su partido, sea como FS, o dentro de otra confluencia nacional hacia Toledo -similar a la que se dio para Villarán en Lima-, advirtiendo que dicho personaje "ya no está en la perspectiva del modelo económico neoliberal" -Villarán dixit- (4). Que FS tiene diferencias en el tema de la inversión privada, pues el nacionalismo no tiene un discurso para los emprendedores, cuando el punto 6 de las 10 propuestas del PNP se plantea "la promoción del emprendimiento y el trabajo decente". Villarán insiste también en que hay que ponerle más acento a la agenda ambiental, cuando el punto 2 de las mismas propuestas nacionalistas se ratifica en "el apoyo a las inversiones, nacionales o extranjeras, que respeten los derechos de los trabajadores, el medio ambiente y el pago de impuestos" y en su punto 4 se plantea "una respuesta consistente al cambio climático que se convierta en una política de Estado de largo plazo".

Bajo esas premisas de "diferencias innegociables", podemos entender por ejemplo, la angustia seudo principista de Gonzalo Alegría en AP, que expresa gran personalismo para liderar ese sector anti Ollanta en su partido que no respalda precandidatos como Lescano o García Belaúnde (5). Y en la "izquierda moderna", Zegarra y Guerra García insistiendo que el nacionalismo gira en torno a una sola figura; como si no existieran los parlamentarios nacionalistas o sus autoridades locales. Luego, Villarán les corrige y saluda el gesto democrático de Ollanta, al felicitarla por su victoria mediante carta. Vuelve sin embargo a declarar que el estilo de Ollanta se concentra en una sola persona. Que "querer representar lo bueno de la izquierda y el cambio no es bueno para un país con tradición caudillista". No parece recordar que muchas veces, se auto declaraba representar una "izquierda moderna" (6) y el cambio en Lima (7). Y tampoco asume que FS sin ella representa poco en el espectro político. Eso sin mencionar que como su fundadora en el 2007, fue su candidata natural, llegando a una confluencia, más a su persona que a su partido en Lima, sin primarias, y confiando en su carisma, experiencia y mayor peso político, que en elecciones internas democráticas. Y menciona a Dilma Rouseff, mientras Ollanta, invitado por el PT de Brasil a la elección presidencial (8), ha establecido lazos reales de cooperación partidaria.

Concluimos que las verdaderas diferencias entre el progresismo en el campo popular y la "izquierda moderna", más que asuntos programáticos, radican en los discursos de sus representantes, en su voluntad real por la unidad y su ímpetu por el cambio de modelo este 2011 -en contraposición a esa pretendida acumulación de fuerzas al 2016, para la consolidación de esa "izquierda moderna", con Villarán encabezándola-. Obviamente, teniendo FS como planteamiento principal una posición anti Ollanta (9), similar al de la derecha cavernaria, ó, teniendo su aliado TyL como planteamiento inicial conservar prioritariamente la confluencia con FS y Villarán (10), las cosas se van esclareciendo en los sectores sociales y en las fuerzas democráticas, regionales, nacionalistas, progresistas y de izquierda.

Notas:

(1) Diario La República. "Fuerza Social rechaza unión con Ollanta Humala ". 31/10/2010.

(2) Propuesta Nacionalista: "AFIRMAR LA NACIÓN, TRANSFORMAR EL ESTADO"

(3) Documento leído en el II Encuentro por Mario Huamán en nombre del Comité Promotor de la Unidad de la Izquierda. Aprobado por unanimidad.

(4) Diario LA PRIMERA. Entrevista a Susana Villaran. La izquierda debe mirar al 2016

(5) Diario La República. Gonzalo Alegría tentaría presidenciales y critica apoyo a Humala.

(6) RPP Entrevista a Susana Villarán: Yo represento a una izquierda moderna

(7) Candidata Susana Villarán: Yo soy el cambio y Lourdes Flores es la continuidad de Luis Castañeda

(8) Diario LA PRIMERA. Invitado de Dilma

(9) Fuerza Social. Deslindar con la orientación de Ollanta Humala en tanto proyecto personalista-caudillista, polariza el país con un discurso basado en la demanda y protesta sin proponer nada constructivo.. El país que queremos.

(10) Pronunciamiento del CEN de Tierra y Libertad sobre la unidad de las izquierdas

 

Suscribirse a nuestro Boletín

Ingrese su email:

logo-inferior   Copyleft 2012 Lima - Perú   KYBERNET
Gestionamos información para generar conocimiento
Web site desarrollado por Kybernet, usando Joomla con licencia GNU/GPL.
google adsense adwords google adsense adwords