porno

Crisis

Crisis

op00-plantilla

Por Nelson Manrique

El clamor nacional demandando la destitución de los responsables del desastre de la "Operación Libertad" y la demora para encarar la situación abren un escenario de crisis política de pronóstico reservado. Que en estas circunstancias el presidente se marche del país por diez días, sin dar una explicación, agrava la situación.

Está en marcha en el Parlamento una iniciativa de censura a los ministros de Defensa, Alberto Otárola, y del Interior, Daniel Lozada. Han salido a defenderlos, con el chantaje de que pedir su salida es darle una victoria al terrorismo, el parlamentario nacionalista Fredy Otárola, hermano de uno de los ministros cuestionados, y el premier Óscar Valdés, que tuvo a Lozada y Otárola como sus subalternos cuando fue ministro del Interior y los llevó al gabinete ministerial como sus principales colaboradores.

El saldo de "operación victoriosa" en el terreno militar es de 8 efectivos de las fuerzas armadas y la policía muertos, 15 heridos –algunos de gravedad–, un número indeterminado de armas perdidas y un helicóptero derribado. Se ha demostrado además la impunidad con que operan las columnas de Sendero y el presidente ha reconocido que en ese territorio Sendero impone su ley: lo suficiente como para poner la moral de los narcoterroristas al tope, mientras soldados y policías son golpeados por la constatación de que serán abandonados por su comando cuando la suerte les sea adversa.

En el terreno político esta victoria gubernamental ha atraído la atención mundial sobre la presencia armada de Sendero en la selva del Cusco, gracias a la entrevista que Gabriel, el jefe de la columna narcoterrorista, brindó a periodistas de la prensa escrita y la televisión, en el mismo momento cuando se suponía que estaba siendo perseguido por 1.500 soldados. Estos 1.500 soldados no pudieron encontrar además al suboficial Luis Astuquilca, que deambuló perdido por ese territorio durante 17 días y al final retornó a Kiteni por sus propios medios, gracias al apoyo de dos nativas machiguenga. Tampoco consiguieron lo que sí logró el padre del suboficial César Vilca, quien, luego de una búsqueda amorosa y desesperada, encontró el cadáver de su hijo, a apenas 300 m. del lugar de la emboscada.

Aún más grave, ha quedado al descubierto la corrupción en el comando militar y policial, que roba a policías y soldados el equipo que necesitan para combatir, como esos chalecos antibalas inservibles, o trafica hasta con su alimentación. Las "razones de seguridad" quedan convertidas en una excelente coartada para encubrir los latrocinios y para no explicar adónde fueron a parar los cientos de millones destinados para combatir a Sendero en el VRAE.

En un país con una fuerte tradición militarista se reserva la categoría de "héroes" para los militares, pero no suele reconocerse el heroísmo de los civiles, como esas nativas machiguenga que poniendo en riesgo su propia vida acogieron al suboficial Astuquilca, lo alimentaron, lo curaron, y lo condujeron hasta la comisaría de Kiteni. O el de los colonos que guiaron a don Dionisio Vilca a través de la selva para ubicar el cadáver de su hijo y le ayudaron a cargarlo hasta encontrar el taxi que los llevó a Kiteni. Héroes anónimos, cuya exposición pública podría convertirlos en víctimas de las represalias de Sendero. Y por supuesto, en primer lugar, el heroísmo de don Dionisio Vilca, que inevitablemente remueve las fibras más íntimas de todos los padres. En lugar de ser reconocido, ha sido patético ver cómo don Dionisio (que cuando encontró a su hijo afirmó que éste fue abandonado como un perro por sus superiores) era secuestrado durante el sepelio, por órdenes del comando policial, para evitar que haga declaraciones a la prensa, como se secuestró antes a los trabajadores de Camisea liberados por la columna senderista, para que esperaran todo un día a que llegara el presidente Humala.

Dos días atrás (escribo el domingo) podría haber bastado con la renuncia de los ministros cuestionados.

Hoy, con la crisis desplegándose, es todo el gabinete ministerial el que está en la cuerda floja.

Comments  

 
#1 Milagros Valdeavellano Roca Rey 2012-05-14 20:54
Valdés no tiene validez...que se vaya todo el gabinete.
PARO NACIONAL el 31 para apoyar a los cajamarquinos y evitar el baño de sangre q la derecha quiere.Liberar a OHT de sus secuestradores.
 

Suscribirse a nuestro Boletín

Ingrese su email:

Columna de Opinión por Autor

pluma_y_papel

logo-inferior   Copyleft 2012 Lima - Perú   KYBERNET
Gestionamos información para generar conocimiento
Web site desarrollado por Kybernet, usando Joomla con licencia GNU/GPL.
google adsense adwords google adsense adwords