porno

Las iras de varguitas

Las iras de varguitas

op00-plantilla

Por Fredy León

No me sorprende para nada el bilioso y artero ataque personal que hace varguitas contra Julian Assange, a quien pretende colocarle el sambenito de ser un "vivillo oportunista", ni la épica valentía intelectual ofrecido por el otrora sastrecillo valiente, para sumarse efusivamente al coro de los ilustres defensores de las bravuconadas del viejo imperio inglés, dispuesto a irrumpir violentamente en la sede de la Embajada de Ecuador, con la intención de atrapar a su codiciada presa.

Lo que si me sorprende es la temeridad y simpleza con que varguitas recusa la labor desarrollada por WikiLeaks, así como la pacata defensa que hace de la supuesta transparencia con que el poder imperial actúa.

No es que varguitas sea desmemoriado, sino que cree que el poder infinito de su pluma le permite brincarse sobre los lados oscuros y siniestros del poder imperial, y por eso, con una candidez que nos conmueve, presenta la labor desarrollada por WikiLeaks como "chismografía menuda". Seguramente, por esa inocua labor, el oficial de inteligencia Bradley Manning se está pudriendo en vida en una celda en los Estados Unidos, mientras que el fundador de WikiLeaks, que tuvo la osadía de desatar la ira de los Estados Unidos por publicar materiales secretos, que por alguna razón que la inteligencia suprema de varguitas no atina a explicar por que el imperio no quería que se conozcan, está exigiendo al gobierno sueco garantías para que no lo extraditen a los Estados Unidos, en donde hace un buen tiempo atrás –y esto tiene que saberlo varguitas, a pesar de su prudencial silencio- el gobierno de Obama instruyó al Fiscal para ver la forma de llevar a Julian Assange a los tribunales estadounidenses.

Nos dice varguitas, el defensor de la sociedad abierta y apologista de la supuesta libertad que existe en los Estados Unidos, que los materiales publicados por WikiLeaks nunca debieron ser de conocimiento público, pues según su buen entender, debieron "mantenerse dentro de una reserva confidencial". Claro, a varguitas le debió fastidiar que el público se entere, entre muchas otras cosas, por ejemplo de la existencia de un video que mostraba la persecución encarnizada de un grupo de personas civiles, hombres, mujeres y niños, por parte de un helicóptero Apache en plena vía pública y que fueron masacrados por los valerosos miembros del ejército norteamericano. Varguitas cree que esos sucesos debieron mantenerse dentro de lo privado.

Esa brutal y absurda muerte de esas infelices y anónimas personas no creo que hayan generado la más mínima emoción en su escala de valores, ya que el inefable varguitas está más preocupado de las supuestas "atrocidades" que el presidente Rafael Correa perpetra contra los poderosos dueños de los medios de comunicación en Ecuador, que los crímenes reales que el imperio comete contra infelices seres humanos.

En su imaginario mundo, varguitas cree que puede darse la licencia de llamar elefante a un ratón. Y que los demás aceptemos emocionadamente tremendo ingenio creativo. Mientras que por un lado, se esfuerza desesperadamente para pintar un cuadro tétrico en los países que no son de su agrado, pero por otro lado, se muestra totalmente complaciente con el dominio brutal que el imperio ejerce, y ¡oh maravilla! en su sabionda defensa del imperio, llega al extremo de descubrir un principio válido única y exclusivamente para el mundo libre que dice defender: "La libertad no es ni puede ser la anarquía y el derecho a la información no puede significar que en un país desaparezcan lo privado y la confidencialidad y todas las actividades de una administración deban ser inmediatamente públicas y transparentes".

Bueno pues, bajo ese sabiondo criterio de defender la confidencialidad y evitar ser transparentes, imagino que varguitas debió condenar a la hoguera al periodista Bob Woodward por haberse atrevido a ventilar públicamente el affaire conocido como Watergate, y que terminó con la dimisión de Richard Nixon. Y por esa misma razón, defendida con ahínco por varguitas, es que nunca se llegó a descubrir quienes fueron los que mandaron a asesinar a John F. Kennedy.

Como no todas las actividades deben ser inmediatamente públicas y transparentes, como nos lo recuerda varguitas, es que justamente el poder del imperio actúa impunemente. Esa falta de transparencia, es lo que originó la invasión norteamericana del sudeste asiático, cuando el gobierno de Lindon B. Johnson, en 1964, invento un ataque de las tropas de la entonces República Democrática de Viet Nam contra las naves norteamericanas estacionadas en el Golfo de Tonkin, y que el gobierno yanqui utilizo como pretexto para invadir Viet Nam y desarrollar una de las matanzas mas crueles e inhumanas.

Pero como ahí mataron a comunistas, a varguitas no creo que buscar la verdad le inquiete mucho. Como tampoco le inquieto cuando el gobierno de Bush mintió vergonzosamente sobre las famosas armas de destrucción masiva que dice poseía Sadan Husseim, o cuando vio como el entonces honorable Collin Powell, en el podio de las Naciones Unidas blandió un frasquito para mostrarlo como la prueba fehaciente de la existencia de armas biológicas en Irak, y con ese acto infame condeno a muerte a miles de irakies en una guerra de rapiña cuyos motivos se mantuvieron siempre en lo "privado", tal como aconseja actuar varguitas, y a la vez esa truculenta puesta en escena significó la condena al ostracismo total del general Powell.

La disputa legal de Assange es contra el poder del imperio. No es la lucha de una persona contra Somalia o Haití, sino que es la lucha desigual de un individuo contra el país más poderoso del mundo por haber cometido el delito de ventilar en público las miserias que mueven la poderosa maquinaria imperial, y que varguitas quisiera que se mantenga lejos de la comprensión humana.

Suscribirse a nuestro Boletín

Ingrese su email:

Columna de Opinión por Autor

pluma_y_papel

logo-inferior   Copyleft 2012 Lima - Perú   KYBERNET
Gestionamos información para generar conocimiento
Web site desarrollado por Kybernet, usando Joomla con licencia GNU/GPL.
google adsense adwords google adsense adwords