porno

RÍMAC: EL RIO HABLADOR DENUNCIA

Revista - N° 19 Agua

RÍMAC: EL RIO
HABLADOR DENUNCIA

RÍMAC: EL RIO HABLADOR DENUNCIA

RIO-RIMAC

La realidad de Cajamarca y el conflicto por el agua con la minera Yanacocha no están muy lejos de la capital. La principal fuente de agua de Lima está en peligro. Medio millón de toneladas de relaves mineros están a punto de desplomarse sobre el río Rímac. En el kilómetro 93 de la carretera central, en el distrito de San Mateo de Huanchor, se levanta un cerro de color plomizo. La minera canadiense San Juan ha asentado ahí su depósito de relave minero.

Miles de toneladas de desechos tóxicos, que contienen arsénico, plomo, cadmio y mercurio, han sido depositados en los cimientos del cerro Tamboraque listos para verterse y envenenar las aguas del Rímac.

Desde que empezó a funcionar, en el 2006, la minera San Juan solo ha optado por cubrir sus toneladas de relave con una malla plástica con una inscripción que, cínicamente, dice: 

“Cuidamos el medio ambiente”. Informes periodísticos indicaron que hasta el 2011, se promulgaron 13 decretos supremos en los que se ha prolongado el estado de emergencia del cerro Tamboraque, sin embargo, eso no ha significado el retiro de los relaves de la minera. 

De volcarse el depósito de relave al Rímac, podría suceder un desastre ecológico de gran magnitud como lo sucedido en Huancavelica cuando se volcó un

Bll-17-presentacion

 relave minero de la minera Caudalosa Chica. Según informaciones de Sedapal, la planta de la Atarjea no podría tratar el agua del río contaminada con metales pesados. Esto significaría que la población de Lima y Callao bebería, prácticamente, agua envenenada con metales como: cromo, que produce patologías cardiovasculares; mercurio, que puede originar cuadros de anemia, artritis, infertilidad, hasta ceguera; y, cadmio, que origina osteoporosis, insuficiencia renal hasta impotencia o afectación testicular. 

Pero el Rímac no solo es víctima de la contaminación minera. En sus 140 kilómetros de recorrido, el río recibe 106 vertimientos de desagües domésticos, residuos mineros e industriales. Se calcula que cada segundo se vierten a corrientes 1,187 litros de desagües domésticos al río.

 

Además, se ha convertido en una especie de botadero de deshechos. Son varias las fábricas que arrojan sus desagües industriales a las aguas del principal proveedor de agua de la capital. Ambev Perú es una de ellas. Según un informe de Sedapal, esta empresa se ahorra 2'177,616 nuevos soles al año en servicio de desagüe, ya que su colector arroja sus desechos directamente al río Huaycoloro que desemboca en el Rímac a un kilómetro de la Atarjea de Sedapal. Hay otras ocho fábricas que forman parte de la lista negra de las empresas contaminantes. Estas son: empresa Feliz Peralta Vargas, Lavajean S.A., Universal Clean S.R.L. Ecopet S.R.L., las curtiembres Titán, Mantaro y Cueros Tauro. La fábrica de Leche Gloria también contamina.  Descarga sus sedimentos directamente al río Huaycoloro, que pasa muy próximo a la fábrica. Todas estas empresas arrojan sus descargas al río sin ningún tipo de tratamiento.

Debido a las descargas de residuos en el Rímac, los costos de tratamiento del agua que bebemos los limeños se ha visto incrementado. Yolanda Andía, de Sedapal, señala que se gastaron hasta finales del 2011 más de S/. 15 millones de soles para desinfectar el agua, por la magnitud de la contaminación del Rímac.

 

 

Suscribirse a nuestro Boletín

Ingrese su email:

logo-inferior   Copyleft 2012 Lima - Perú   KYBERNET
Gestionamos información para generar conocimiento
Web site desarrollado por Kybernet, usando Joomla con licencia GNU/GPL.
google adsense adwords google adsense adwords