porno

El milagro de los espárragos y la desaparición del agua en Ica

Revista - N° 19 Agua

El milagro de los espárragos y la desaparición del agua en Ica

Mientras las familias inglesas y
norteamericanas disfrutan comiendo
deliciosos y baratos espárragos peruanos,
en las mesas de los pequeños agricultores de
nuestra costa se conversa con preocupación sobre
la caída de las reservas de agua y el futuro de sus
economías. En efecto, el milagro que permitió
convertir los desiertos de Ica en verdes campos y
reducir el desempleo de la región tenía sus costos
ocultos y, por cierto, bastante altos.
Llueve poco en la costa peruana, en Ica apenas
llega a 1mm por año, pero el espárrago, las uvas,
y los demás productos que tanto han contribuido
al crecimiento de nuestras agroexportaciones, son
fuertes consumidores de agua. Según el informe
Gota a Gota, elaborado por Progressio, CEPES y
Water Witness International, solo los espárragos
que se consumieron en Inglaterra el año 2008
requirieron 9 millones de metros cúbicos de agua,
unas 3,600 piscinas olímpicas aproximadamente:
la mayor parte de esa agua provenía del valle de
Ica, uno de los lugares más secos del planeta.
¿Cómo puede un desierto convertirse en
exportador de agua? Una vez más, son las
poblaciones más postergadas, las que ven sus
modos de vidas amenazadas por la expansión
acelerada de los cultivos de exportación. El río
Ica se origina en Huancavelica, la región más
pobre del país, donde las familias campesinas
logran sobrevivir combinando el pastoreo de
llamas y ovejas con el cultivo de tubérculos
y granos andinos en pequeñas parcelas.
Economías familiares precarias pero sostenibles,
hoy amenazadas por el cambio climático y la
creciente contaminación de sus fuentes de
agua por la minería.
Por su parte, en los valles de Ica, los agricultores
aprovechan el agua subterránea que se recarga
en la región alto-andina para cultivar algodón,
pan llevar, frutas. El precario equilibrio que
lograron mantener durante siglos entre la
Bll-17-presentacion

Mientras las familias inglesas ynorteamericanas disfrutan comiendodeliciosos y baratos espárragos peruanos,en las mesas de los pequeños agricultores denuestra costa se conversa con preocupación sobrela caída de las reservas de agua y el futuro de suseconomías. En efecto, el milagro que permitióconvertir los desiertos de Ica en verdes campos y reducir el desempleo de la región tenía sus costosocultos y, por cierto, bastante altos.

Llueve poco en la costa peruana, en Ica apenasllega a 1mm por año, pero el espárrago, las uvas,y los demás productos que tanto han contribuidoal crecimiento de nuestras agroexportaciones, sonfuertes consumidores de agua. Según el informeGota a Gota, elaborado por Progressio, CEPES yWater Witness International, solo los espárragosque se consumieron en Inglaterra el año 2008requirieron 9 millones de metros cúbicos de agua,unas 3,600 piscinas olímpicas aproximadamente:la mayor parte de esa agua provenía del valle deIca, uno de los lugares más secos del planeta.

¿Cómo puede un desierto convertirse enexportador de agua? Una vez más, son laspoblaciones más postergadas, las que ven susmodos de vidas amenazadas por la expansiónacelerada de los cultivos de exportación. El río Ica se origina en Huancavelica, la región máspobre del país, donde las familias campesinaslogran sobrevivir combinando el pastoreo dellamas y ovejas con el cultivo de tubérculosy granos andinos en pequeñas parcelas.Economías familiares precarias pero sostenibles,hoy amenazadas por el cambio climático y lacreciente contaminación de sus fuentes deagua por la minería.

Por su parte, en los valles de Ica, los agricultoresaprovechan el agua subterránea que se recargaen la región alto-andina para cultivar algodón,pan llevar, frutas. El precario equilibrio quelograron mantener durante siglos entre la oferta y la demanda de agua empezó, empero, a resquebrajarse al poco tiempo de haberse introducido el espárrago, en los años 90. El cultivo pasó de cero a más de 100 hectáreas en apenas quince años, y su alta demanda de riego llevó a que la explotación de los acuíferos sobrepase significativamente el nivel de recarga. Como consecuencia, la napa freática del valle está disminuyendo aceleradamente, entre 1 y 2  metros al año, y en algunos lugares hasta 8 metros al año: probablemente la tasa más rápida de agotamiento de reservas de agua del mundo. 

Este uso no sostenible del agua ha empezado a mostrar sus impactos negativos: 
  • Sobre el mismo espárrago y su exportación, pues los costos de la adquisición de agua, que incluyen profundizar los pozos ya existentes y tender
    Bll-17-presentacion tuberías de agua en grandes extensiones, están aumentando dramáticamente.
  • Los pequeños y medianos campesinos sufren la peor parte, los pozos se secan, viéndose obligados a endeudarse y vender sus tierras a las grandes empresas.
  • El suministro doméstico de agua también está en riesgo: en Ica ya se han secado dos pozos que servían a 18,500 personas y se estima que un tercio del suministro de la ciudad, que atiende a 185,000 pobladores, se secará en los próximos 30 años.
  • La población pobre del valle accede apenas a 10 litros de agua por persona por día, muy por debajo de los 50 litros que la Organización Mundial de la Salud considera el mínimo requerido para mantener niveles básicos de salud. Además enfrentan la creciente contaminación del agua del subsuelo con nitratos provenientes de los fertilizantes y desechos agrícolas.
En el informe mencionado se establece que los responsables de estos severos problemas de agua son tanto el gobierno peruano como los inversionistas que movilizan el boom del espárrago. Y se adelantan el tipo de acciones que deben emprenderse ahora para mitigar las consecuencias. El agua, a diferencia de lo que parecen aun pensar los agro exportadores y las autoridades del MEF, si es un recurso finito!

Suscribirse a nuestro Boletín

Ingrese su email:

logo-inferior   Copyleft 2012 Lima - Perú   KYBERNET
Gestionamos información para generar conocimiento
Web site desarrollado por Kybernet, usando Joomla con licencia GNU/GPL.
google adsense adwords google adsense adwords