porno

Crónica de una división anunciada

Crónica de una división anunciada

op-ajedrezPor Nelson Manrique

Con la alianza con Tierra y Libertad, el MNI y la Democracia Cristiana y con la virtual designación de Manuel Rodríguez Cuadros como su candidato presidencial, Fuerza Social ha definido el perfil con que participará en las elecciones generales de abril próximo. Constituyó un gran error, afortunada y rápidamente corregido, incorporar al frente al Partido Fonavista, encabezado por un personaje cuestionado por su vinculación con el caso Comunicore, que obviamente restaba mucho más de lo que podría sumar.

Para unos, que FS vaya en alianza con el MNI constituye un error monumental, que la aleja de la meta de convertirse en una "izquierda moderna", y es el preludio de un inexorable desastre electoral. Lo que esta interpretación obvia es que el frente con que Villarán participó en las elecciones para la alcaldía de Lima incluía al MNI, y así ganó, a pesar de los agoreros que pronosticaban el desastre. Por cierto, la incorporación del MNI no es un boleto en primera clase para el triunfo, pero tampoco puede decirse apriorísticamente que asegure la derrota.

Desde el punto de vista de la izquierda, el hecho fundamental de estos días es la ratificación de la incapacidad de las organizaciones existentes para constituir un frente único a la altura de la demanda unitaria del pueblo peruano. La imposibilidad de presentar una candidatura presidencial única quedó sellada desde un principio por la condición puesta por el PNP, de que se reconociera a Ollanta Humala como el "candidato natural" de la izquierda, y por la negativa de FS a discutir una alianza con el PNP argumentando discrepancias programáticas insalvables, una explicación poco convincente si se atiende a la real magnitud de sus diferencias ideológicas.

Existen diferencias sin duda, pero estas son irrelevantes si se las compara, por ejemplo, con las que en Chile separaban a la DC (que apoyó el sangriento golpe militar de Pinochet) del PS (que fue su víctima). A pesar de eso, ambas organizaciones tuvieron la madurez para constituir una alianza que jugó un papel decisivo no solo para obligar a Pinochet a abandonar el poder sino para crear la Concertación, una poderosa fuerza política que reencaminó a Chile en la senda de la democracia, asegurando la gobernabilidad a largo plazo. Quienes se admiran de que los socialistas Ricardo Lagos y Michele Bachelet pudieran gobernar Chile luego de Pinochet –cuyo objetivo manifiesto era borrar de la faz de la tierra al socialismo–, convirtiendo a su tendencia política en una fuerza política fundamental, debieran saber que ese logro histórico tuvo como cimiento la grandeza de miras de dirigencias que fueron capaces de ponerse por encima de mezquinos cálculos electorales de corto plazo, pensando en su país y en la historia y no en cuántos centímetros avanzaban en sus minúsculas disputas de poder.

 

Aparentemente el PNP ofrecía al MNI algunas plazas en su lista parlamentaria pero rechazaba la alianza formal que este necesitaba para no perder su inscripción electoral, lo que hizo inviable la alianza. Humala incorpora en cambio a cuadros que en los años 80 formaron parte del PUM, tanto de la vertiente nucleada en torno a la revista El zorro de abajo (Adrianzén, López, Lynch, Tapia) como del bloque entonces conocido con el apelativo de "los libios" (Diez Canseco, Wiener). Sin duda existen importantes elementos de convergencia entre los ex pumistas y el nacionalismo, sobre todo en el discurso antiimperialista, pero provienen de historia y tradiciones políticas diferentes. Baste recordar que los pumistas estuvieron en la oposición radical al gobierno de Velasco, que es rescatado en cambio como una figura capital en la definición del perfil ideológico del nacionalismo.
Entre FS tironeada por quienes quisieran convertirla en un toledismo sin Toledo y los ex pumistas diluyendo su identidad en el nacionalismo para asegurar su supervivencia política parece llegada la hora final de la alguna vez llamada "nueva izquierda". No en vano Patria Roja ha patentado el logo: "Movimiento Nueva Izquierda". Para adelante, ojalá cesen los ataques entre FS y el PNP. Más allá de los pleitos inmediatos, no es ese el enemigo que habrá que enfrentar.

 

Suscribirse a nuestro Boletín

Ingrese su email:

logo-inferior   Copyleft 2012 Lima - Perú   KYBERNET
Gestionamos información para generar conocimiento
Web site desarrollado por Kybernet, usando Joomla con licencia GNU/GPL.
google adsense adwords google adsense adwords