porno

Fuerzas centrífugas

Fuerzas centrífugas

op01-fcPor Germán Alarco Tosoni

El modelo económico es un sistema que tiene componentes específicos, estructura, reglas de operación y produce resultados. En términos instrumentales se expresa a través de un flujo circular que genera bienes y servicios, ingresos, ahorros, inversión y una tasa de crecimiento determinada, donde los actores principales son las familias, empresas, gobierno y el resto del mundo. Como un movimiento circular, sus flujos podrían mantenerse, decrecer o crecer en el tiempo. También estaría sujeto a fuerzas centrípetas que lo refuerzan y a otras centrífugas que tenderían a alejarlo de su eje de rotación. Nuestro actual modelo económico tiene varias fuerzas centrífugas que lo desequilibran.

Las fuerzas desequilibrantes de nuestro modelo económico están tanto por el lado de los insumos y procesos que requiere para funcionar como de los resultados que produce. Como todo sistema económico emite desperdicios y emisiones al ambiente, pero a diferencia de otras variantes internacionales menos perniciosas, se genera poco empleo de calidad, bajos salarios reales para la mayor parte de la población, desigualdad creciente y agotamiento –sin reposición- de nuestras reservas de minerales e Hidrocarburos. Otros problemas complementarios son la creciente desarticulación productiva, la elevada heterogeneidad estructural, la enfermedad holandesa y una alta vulnerabilidad externa.

Los ejemplos de estas fuerzas centrífugas son múltiples. El gran crecimiento de las exportaciones primarias, con un tipo de cambio libre, aprecia el sol y tendería a reducir las exportaciones no tradicionales que generan más empleo. Altas y crecientes tasas de interés activas y elevados márgenes de intermediación financiera impactan negativamente sobre el sector construcción de viviendas y reducen el crecimiento de los depósitos bancarios. Poco empleo de calidad, salarios reducidos y más desigualdad son una bomba de tiempo que afecta el tamaño del mercado, con efectos económicos, sociales y políticos negativos.

Las fuerzas que dislocan el modelo económico comparten espacio con las opuestas que lo aglutinan. No es posible saber cuándo se romperá este frágil equilibrio por fuerzas endógenas o externas. El único antisistema es el propio modelo económico. Hay que actuar ahora. Se requiere de una delicada cirugía. Establecer nuevas reglas y una mejor regulación. Hay que operar minimizando daños y riesgos en el organismo vivo. Es necesario darle ánimo y las medicinas que permitan fortalecerlo, al mejorar sus articulaciones productivas, impulsar la ciencia y tecnología e invertir agresivamente en infraestructura.

Agregar Comentario


Código de Seguridad
Refrescar

Suscribirse a nuestro Boletín

Ingrese su email:

Columna de Opinión por Autor

pluma_y_papel

logo-inferior   Copyleft 2012 Lima - Perú   KYBERNET
Gestionamos información para generar conocimiento
Web site desarrollado por Kybernet, usando Joomla con licencia GNU/GPL.
google adsense adwords google adsense adwords