porno

El Plan Naranja de Keiko

El Plan Naranja de Keiko

op-01keikovsnaranja

Por Francesca Emanuele

El color naranja me gusta. La semana pasada estuve en un Congreso de Física Nuclear y me regalaron una bolsa de tela anaranjada. Interesante color. Un híbrido. Por supuesto que el rojo es mi preferido, pero el naranja es el color de las mandarinas, mi fruta favorita. Hace un par de años alguien me dijo que el olor de las mandarinas produce felicidad (exactamente, serotonina). Para ser sincera, yo prefiero comer las mandarinas antes que olerlas.

Precisamente este color es al que la señora Keiko Fujimori ha adscrito su campaña electoral. Su Plan de Gobierno está también envuelto en este anaranjado. Intentaré desgajarlo un poco.

Keiko Fujimori basa su posible dirección del país en el marco legal de la Constitución de 1993, una constitución que se fraguó bajo la dictadura de su encarcelado padre. A partir de esta premisa nos encontramos con ofrecimientos de diversos calibres, de los que pondré algunos ejemplos al azar. Sostiene que aumentará los ingresos de los maestros, sin especificar el porcentaje del incremento. Asimismo, promete que dotará a las escuelas más pobres de unprograma de alimentación en el que la novedad es el almuerzo. Lamentablemente yo no soy vidente y no sé qué es lo que ella considera como "escuelas más pobres", pues tampoco explica el número de beneficiados ni las zonas de actuación.

Cambiará drásticamente los hábitos alimentarios. Tal vez nadie le ha comentado que el problema no está en los hábitos alimentarios sino en el acceso a los alimentos. Subirá el salario de los funcionarios. Seguro que Kenji anda todavía haciendo esos cálculos, porque en el escrito no existe pronunciación alguna del monto.

De este tipo de ejemplos se encuentra plagado el Plan de Gobierno de Fuerza 2011. Sin embargo, en medio de estos ofrecimientos infundados y las bellas ilustraciones que a veces superan al contenido del escueto texto, nos encontramos con otros compromisos que le darán manga ancha a su posible gobierno para desmantelar el país y sumirnos en una desigualdad y pobreza aún más acusadas.

De esta manera, dentro de los puntos que me parecen más peligrosos, K.F. ofrece la privatización (parcial o total) del agua. A su entender, las empresas públicas no están capacitadas para administrar este bien público, que, por definición, debe estar al alcance de todos los ciudadanos.El acceso al recurso hídrico es un derecho universal por el que debe velar el Estado y al que jamás debe dejarse a las reglas del mercado. Las empresas privadas buscan maximizar y son capaces de excluir a aquellos que no puedan costear los precios que ellas imponen. En este caso, la población más necesitada.

Así como K.F. no parece conocer estos conceptos, tampoco parece saber que lo que presenta es un Plan de Gobierno. De manera sorprendente, dentro del propio texto propone la elaboración de un "Plan de Desarrollo Nacional que contemple los objetivos y metas que el Gobierno debe cumplir durante sus cinco años de gestión".

Mientras voy detestando las mandarinas cada vez más, les pregunto: ¿Es que me he perdido de algo? ¿No era esto —lo que he estado leyendo— el Plan de Desarrollo Nacional?

La verdad es que yo ya no entiendo nada y como me sobra tiempo, me he puesto a contar las veces en las que el reducido e inconexo Plan de Gobierno (o lo que sea) hace referencia de manera rimbombante y agradecida al ex gobierno del delincuente Alberto Fujimori: 31 ocasiones, queridos lectores.

Agregar Comentario


Código de Seguridad
Refrescar

Suscribirse a nuestro Boletín

Ingrese su email:

Columna de Opinión por Autor

pluma_y_papel

logo-inferior   Copyleft 2012 Lima - Perú   KYBERNET
Gestionamos información para generar conocimiento
Web site desarrollado por Kybernet, usando Joomla con licencia GNU/GPL.
google adsense adwords google adsense adwords