porno

Dijo que dice que le dijeron

Dijo que dice que le dijeron

op-bll-especial10-20-05-11

Por César Lévano

El Comercio dio ayer lección de lo que es el más vil de los oficios. En titular de primera página anunció: “Embajada de Estados Unidos siguió con atención el financiamiento de Chávez a Humala en la campaña del 2006”. ¡Y lo que presenta es un conjunto de dimes y diretes idiotas!

La primera revelación “sensacional” es que Jaime Antezana, experto en narcotráfico bien conocido por sus vínculos con la embajada estadounidense, dijo que en aquella época Ollanta Humala le mostró una encuesta supuestamente financiada por la embajada de Venezuela que le daba 10% de la intención de voto. El resultado parecía hecho para desalentar al candidato. No era, en todo caso, ningún financiamiento a Humala.

Después aparece otra murmuración aún más liviana. Un alumno de Julio Schiappa le había presentado a Humala. No se dice alumno de qué. ¿De periodismo en cierta universidad particular? En “conversaciones posteriores”, escribe El Comercio, “su alumno le confió que Humala está recibiendo dinero de Chávez, pero no le proveyó nada específico”. ¿Cómo lo sabía el alumno? ¿Es tan ingenuo el comandante como para confiarle tamaño secreto a jovenzuelos lengua larga?

Schiappa, según esta versión, refiere que la socióloga Linda Lema le contó que había tenido una relación con Hugo Chávez, cuando ella estudiaba en Caracas, confidencia inusitada en una mujer. Además, Lema habría contado a Schiappa que Ollanta recibía dinero de Chávez a través del general (r) Emilio Bobbio y del capitán (r) del Ejército peruano Eloy Villacrez.

Es un rumor poco creíble en el caso de Villacrez. Quienes algo conocemos de política, particularmente de izquierda, sabemos que Villacrez no favorecía en 2006 la candidatura presidencial de Ollanta. Él promovía un movimiento que lo había lanzado como candidato.

Se supone que Hugo Chávez lo sabía. Villacrez, igual que el capitán (r) José Fernández Salvatecci, combatió en las filas sandinistas en la guerra civil de Nicaragua. No era un desconocido para los militares nacionalistas de América Latina.

Por otra parte, Linda ha negado cualquier vinculación sentimental con Chávez y, en el supuesto de que ésta hubiere existido, ¿qué tiene que ver con la campaña electoral de Humala en 2006?

La chismografía difundida por WikiLeaks revela el bajo nivel intelectual del embajador norteamericano de la época, y de cierta prensa peruana en nuestros días.

Reveladora es la oportunidad con que se presentan, escandalosamente, estas “revelaciones” que resultan casos típicos de “me han dicho”, que ningún diario serio acoge y avala. Es un síntoma más de la crisis del periodismo en un cotidiano que hace algunos años cultivó en serio el periodismo de investigación.

Detrás de ese fenómeno está el afán de dañar la candidatura de Humala.


Agregar Comentario


Código de Seguridad
Refrescar

Suscribirse a nuestro Boletín

Ingrese su email:

Columna de Opinión por Autor

pluma_y_papel

logo-inferior   Copyleft 2012 Lima - Perú   KYBERNET
Gestionamos información para generar conocimiento
Web site desarrollado por Kybernet, usando Joomla con licencia GNU/GPL.
google adsense adwords google adsense adwords