porno

Gestos y percepciones de la segunda (I)

Gestos y percepciones de la segunda (I)

op-bll-especial03-21-05-2011

Por Ruben Cano

No hablaré de las propuestas, planes o programas de gobierno. En comunicaciones y marketing político lo importante va por la estrategia, los mensajes transmitidos, y las percepciones del electorado en función de estos mensajes. Las elecciones se ganan con votos. Los votos se ganan con gestos –ni siquiera se requieren mensajes muy profundos-. Pues los gestos generan percepciones positivas o negativas. Todo este proceso influye en eso que la gente llama “confianza”.

Pongámonos estrictos. Sea cual sea tu voto en esta segunda vuelta, no podemos negar algo tan vergonzosamente obvio. Llámalo campaña de demolición o Plan Sábana que, según el diario La Primera, “involucra a niveles gubernamentales, unidades de inteligencia, acaudalados empresarios, miembros de la mafia Fujimorista y medios de comunicación al servicio de la candidata de Fuerza 2011”. Si fuéramos más estrictos todavía, ya se hubiera iniciado la investigación. Pero parece que ahora nadie se quiere embarrar pues “la candidata favorecida” podría resultar ganadora. Como se repite en todos los ámbitos: “hay que esperar los resultados de las elecciones”. No solo para invertir o no –como dicen los empresarios-, sino hasta para ejercer justicia. Increíble.
Siempre he pensado que el pensamiento fujimorista es más bien un comodín que se autodenomina “neoliberal”, pero que más bien se aleja del concepto “liberal” –que se basa en “libertad”-, y que se centra básicamente en asistencialismo puro. Hagamos un pequeño recorrido por todas las acusaciones del fujimorismo. Violación de Derechos Humanos, Corrupción de Funcionarios, Peculado (robo), etc. Los casos específicos fueron: Matanzas de La Cantuta y Barrios Altos, las más de 300 mil esterilizaciones forzadas, la escandalosa compra de dueños de medios y políticos en la salita del SIN –ahora fácil “remasterizadas” en HD, películas muy educativas, por cierto-, y el pago de los estudios, viajes y juergas de los hijos del ex dictador con dinero del Estado, entre otros delitos. Yo creo más bien que el fujimorismo tiene un tufillo fascistoide bastante ramplón y folclórico.
Pongámonos estrictos ahora en la otra acera. Ollanta tiene también sus acusaciones. El Andahuaylazo, el Baguazo y las vinculaciones con Chávez. Los dos primeros formaron parte de revueltas civiles que no tuvieron mucha convocatoria. (Fue fácil capturar a Antauro y a los 4 gatos que participaron de esta especie de motín). Sí, murieron 4 policías en el Andahuaylazo. Es lamentable. Pero aquí no podemos usar el trillado argumento de que “era una guerra” y que por eso había que aguantar todo lo que hacían, como el argumento para justificar las muertes masivas del fujimorismo. Antauro está en la cárcel por lo que hizo. Caso cerrado.
A pesar de que me digan que no, es obvio. Hubo muertes en ambos casos y las muertes valen por igual. Pero lo distinto es un grupete malnutrido de soldados dirigidos por el hermano sin mayor respaldo; que un comando de aniquilación que oficialice la muerte bajo una política de Estado que le facilita entrenamiento y recursos, y que trabajaba bajo las órdenes del fujimorismo. Lo peor de todo es que la gente le tiene más miedo a lo primero que a lo segundo. Increíblemente los limeños levantan la bandera del Andahuaylazo, cuando La Cantuta y Barrios Altos ocurrieron en plena Lima urbana. Es clarísimo entonces que el miedo no tiene nada que ver con un análisis exhaustivo de la situación. Es un miedo que se ha inyectado como la clásica teoría de la aguja hipodérmica. Es un miedo convenido, calculado, impostado. No es un miedo natural.
¿Es que será cierto que estamos involucionando a una sociedad de modelo gringo, donde la cabeza de hogar es como Homero Simpson y existe muy poca acogida de la intelectualidad y el sentido crítico de una Lisa Simpson?
Ollanta Humala probablemente sabía del tema. Keiko Fujimori formó parte de ese gobierno. Ollanta se alejó del hermano y de su discurso. Deslindó públicamente de Chávez. Fundó un nuevo partido. Keiko continuó liderando el partido de su padre, nunca fundó uno nuevo. Ella lo sigue defendiendo diciendo que es el mejor gobierno de la historia del Perú. Ha dicho abiertamente que lo van a liberar y el grupo de gente que participó de aquél gobierno sigue formando parte de su círculo íntimo. Es sabido incluso que su centro de campaña es prácticamente la DIROES.
Esos son los gestos de Keiko.

Agregar Comentario


Código de Seguridad
Refrescar

Suscribirse a nuestro Boletín

Ingrese su email:

Columna de Opinión por Autor

pluma_y_papel

logo-inferior   Copyleft 2012 Lima - Perú   KYBERNET
Gestionamos información para generar conocimiento
Web site desarrollado por Kybernet, usando Joomla con licencia GNU/GPL.
google adsense adwords google adsense adwords