porno

La "verdad" de Jorge Trelles

La "verdad" de Jorge Trelles

bll-especial02-23-05-2011

Por Carlos Tapia

1.- Sí, es cierto que el número de víctimas mortales que el Informe Final de la CVR atribuye al periodo 1990-95 es menor al estimado durante los gobiernos de Belaunde y García. Sin poder dejar de lado lo cínico y brutal del contenido de la frase “hemos matado menos…”- solo imaginable en un diálogo entre miembros del grupo Colina y no de un exministro de Educación-, es necesario aclarar esta verdad a medias.

Las víctimas mortales a las que se refiere el Informe Final de la CVR, comprende no solo a los subversivos y presuntos subversivos muertos y desaparecidos , sino también a los civiles asesinados por los terroristas y los muertos de nuestras FFAA y Fuerzas Policiales. De ahí que inferimos que la macabra frase del exministro Fujimorista buscaba referirse solo a “los presuntos subversivos muertos y desaparecidos”. En donde la frase “hemos matado menos…”, también y contradictoriamente, quedaría como un torpe intento de alabanza a lo que podría considerarse una ineficiencia de la guerra antisubversiva.

2.- Además, si apreciamos la intensidad de la guerra antiterrorista se puede demostrar que durante el período 1989- 1992 el estimado anual de víctimas mortales es semejante. Lo que sí logra comprobarse es que las denuncias por “desaparición” de personas secuestradas o detenidas -corroboradas por más de 17 mil testimonios ante la CVR- cubren un porcentaje cada vez mayor de las “víctimas mortales”.

Es decir, se observa un cambio de la estrategia contrasubversiva desde mediados de 1989, al aprobarse en nuestro Ejército el Manual EP 41-7 denominado “Contrasubversión”, donde se explican los errores que conllevaba una represión generalizada y, más bien, se propone una “eliminación selectiva” de los sospechosos de pertenecer a la organización terrorista, incluyendo a los que se consideraban sus intelectuales y dirigentes locales, y no solo a sus grupos armados. Así, señor Jorge Trelles, en todo caso, no habría que intentar robarse “avemarías ajenas”.

3.- Lo que sí es cierto es que después de la captura de Guzmán y la cúpula terrorista de SL, el 12 de setiembre de 1992, la situación estratégica de la lucha antisubversiva varió decisivamente a favor de la pacificación del país. La moral de combate de los senderistas se derrumbó. La ley de arrepentimiento se pudo aplicar y la delación campeó. Ya no tenía sentido seguir con la guerra sucia y el número de desaparecidos disminuyó sensiblemente.

4.- Como se sabe fueron los efectivos del GEIN de la DINCOTE quienes capturaron al “presidente Gonzalo” y su buró político. Sin embargo, Feliciano, en su juicio del 2005, declara que pudieron ser capturados en diciembre de 1990 -reunión en la casa de Buenavista- pero que fueron advertidos por miembros del SIN (con una nota debajo de la puerta) ¿Acaso Montesinos y Fujimori (que ya dormía en el SIN) querían que se capturara a Guzmán y su cúpula después de un autogolpe que ya se planificaba? Lo cierto es que los miembros de la cúpula de SL fugaron escondidos en la maletera de un carro, adelantándose por unos días al allanamiento del GEIN.

Finalmente, el 12 de setiembre de 1992, Alberto Fujimori se encontraba pescando en un río de nuestra selva acompañado de sus inseparables geishas, y Montesinos se enteró de la captura de Guzmán por la TV. Quisieron atribuirle el éxito de la captura al autogolpe del 5 de abril del mismo año, pero el accionar autónomo del GEIN de la DINCOTE los dejó en ridículo.

Agregar Comentario


Código de Seguridad
Refrescar

Suscribirse a nuestro Boletín

Ingrese su email:

Columna de Opinión por Autor

pluma_y_papel

logo-inferior   Copyleft 2012 Lima - Perú   KYBERNET
Gestionamos información para generar conocimiento
Web site desarrollado por Kybernet, usando Joomla con licencia GNU/GPL.
google adsense adwords google adsense adwords