porno

"Izquierda " una mala palabra que apaga el televisor

"Izquierda " una mala palabra que apaga el televisor

op-miedo02Por Raquel Palomino (1)

Los medios de comunicación masivos en su mayoría jugaron una vez más en el escenario electoral limeño un rol político e ideológico en primer plano que buscó desprestigiar y "eliminar" electoralmente algunas candidaturas políticas. De esta manera, subordinaron a intereses privados su función de servicios, que deberían proporcionar información plural y verídica. En el Perú, tal como sucedió en las elecciones presidenciales del 2006 - donde la víctima fue Ollanta Humala - en esta ocasión fue Susana Villarán. Lo medios usaron su poder y violencia simbólica vulnerando así los derechos de las personas frente a un Estado que no lo protege.

En el mitin de cierre de la candidata a la alcaldía de la Municipalidad de Lima, Susana Villarán, por la coalición electoral Fuerza Social, unos jóvenes vestidos de verde, se asustaron al ver que agrupaciones de izquierda que apoyaban esta candidatura, repartían unos volantes que decían "El Pueblos Unido Jamás Será Vencido" e izaban una banderola "roja". El rostro de los jóvenes lo decía todo: MIEDO. "Por favor, hay mucha susceptibilidad entre la gente" dijeron intentando impedir el volanteo.

Esta escena expresa que los grandes medios masivos de comunicación de Lima habían logrado que sus víctimas – sin querer - confabulen con ellos y reproduzcan la estigmatización creada sobre esas identidades políticas o sea habría logrado ejercer su violencia simbólica. Para Pierre Bourdieu1(2)  los medios pueden ejercer esa violencia simbólica haciendo uso de su poder simbólico, un poder invisible pero no por ello menos peligroso, sólo si cuenta con la anuencia de sus victimas.

Esta violencia les ha permitido frente a los electores imponer significados estigmatizadores como de "terroristas", "violentistas" "no modernos" y "antidemocráticos" a las identidades políticas de izquierda. Los medios así lograron lo que Lourdes no pudo: disminuir la intención de voto a Susana. Las encuestas del domingo 26 de septiembre le daban a la candidata de Fuerza Social más de 10 puntos de ventaja (3). Lluego de una semana de campaña mediática en bloque contra esta opción, la ventaja disminuyó considerablemente, como los últimos resultados electorales a la alcaldía de Lima demuestran.

Esta violencia simbólica que ejercen los medios de comunicación tiene como abono el miedo heredado e instalado en el inconsciente e imaginario colectivo como producto del accionar terriblemente violento de Sendero Luminoso y el MRTA, durante más de 20 años en el país; y el uso político de este miedo que realizaron los gobiernos de García y Fujimori. Es ese "miedo" que lamentablemente, como señala en parte Burt (4) "es grave y ha llegado a dominar las relaciones sociales a todo nivel". La analista señala que durante el gobierno de Fujimori, - lo extiendo a los dos gobiernos de García- se "uso el poder estatal para perpetuar una cultura del miedo que bloqueó de manera efectiva el resurgimiento de una sociedad civil y anuló la gobernabilidad democrática en el Perú". Este miedo no sólo se uso contra las organizaciones de la sociedad civil sino también contra las organizaciones partidarias críticas al orden social y económico excluyente y desigual.

Los medios masivos de comunicación pertenecen a grupos de poder que ejercen su poder fáctico sobre los actores sociales y políticos que consideran contrarios o podrían constituirse en una amenaza a sus intereses. Además, los poderosos medios de comunicación que pertenecen a corporaciones empresariales, como es el caso del diario El Comercio – y como decía Gramsci - contribuyen con sus prácticas discursivas con la consolidación de la hegemonía - neoliberal - organizando consensos entre las clases subal­ternas e imponiéndolas. En este caso el consenso construido es el de significar que opciones electoral de izquierda son peligrosas para el progreso y la democracia.

Un medio de comunicación que llama la atención es el diario "El Comercio", pues esta empresa ha construido una imagen empresarial de ser un medio veraz y serio, lo que en las dos últimas elecciones ha quedado en cuestión. José Vidal Beneyto, sociólogo e investigador, construyó unas tipología de los medios, donde "El Comercio" encaja en aquella que los describe proyectando una ideología, tienen la capacidad de institucionalizarse como fuentes de saber. Son de referencia obligada de los medios competidores, actores políticos, sociales y de la opinión pública y cuenta con una legitimidad histórica de quienes detentan su mando - la familia Miro Quesada- quiénes a su vez cuentan con vastas influencias políticas y proyecciones económicas. Con esta descripción, basta y sobra para que la careta de la objetividad sobre el qué hacer noticioso de este medio se caiga.

Frente a esta guerra sucia, de mentiras, de promoción de odios ¿Qué rol debe asumir los Estados? Según el el artº 13 de la Convención Americana de los Derechos Humanos los estados deberán prohibir por la ley "toda propaganda en favor de la guerra y toda apología del odio nacional, racial o religioso que constituyan incitaciones a la violencia o cualquier otra acción ilegal similar contra cualquier persona o grupo de personas, por ningún motivo, inclusive los de raza, color, religión, idioma u origen nacional". ¿Hasta qué punto el gobierno está interesado en hacer cumplir la convención?

Las propagandas políticas, basadas en mentiras, que la mayoría de los medios de comunicación realizaron bajo el formato "periodísticos" hasta el mismo día de las últimas elecciones presidenciales y las municipales contra los candidatos de izquierda, no sólo han violado la ley 26859 sino que ha atentado contra el derecho al acceso de información reconocido por el art. 2 de la Constitución Política o sea el derecho al acceso a la información plural.

Asimismo, la existencia de empresas privadas, a quienes se le renueva indefinidamente las licencias para un uso indefinido del espectro radioeléctrico de propiedad estatal sin evaluación como es el caso de las televisoras y radios peruanas, permitido por la actual ley de radiodifusión 28278, genera que éstas hagan bloques mediáticos durante procesos electorales en defensa de intereses privados vulnerando la democracia y los derechos ciudadanos.

En este sentido, la Declaración de Principios sobre Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos señala que: "Los monopolios u oligopolios en la propiedad y control de los medios de comunicación deben estar sujetos a leyes antimonopólicas por cuanto conspiran contra la democracia al restringir la pluralidad y diversidad que asegura el pleno ejercicio del derecho a la información de los ciudadanos".

El derecho a la información, la democracia, los golpes mediáticos y militares se conjugan terriblemente en nuestra región donde las voluntades populares sufren golpes mediáticos y los gobiernos populares golpes militares.

 


 

(1) Licenciada en Periodismo y activista de derechos humanos en Lima – Perú.

(2) "Pierre Bourdieu y el Capital Simbólico", Cecilia Flachsland. Campo de Ideas, Sl. Madrid 2003.

(3) Ver: http://elcomercio.pe/noticia/645153/encuesta-ipsos-apoyo-susana-villaran-lidera-40-y-lourdes-flores-tiene-28-intencion-voto.

(4) Jo Marie Burt, ""Violencia y Autoritarismo en el Perú", Bajo la sombras de sendero y la dictadura de Fujimori". SER, IEP, Lima, febrero 2009.

Comments  

 
0 #1 fabiana pastorelli 2010-10-08 04:44
BUENISIMO COMPAÑERA!!! MENOS MAL QUE ACA EN LA ARGENTINA ESTAMOS POR DERROCAR EL PODER DE ESTOS MONOPOLIOS AL SERVICO DE LOS INTERES ANTIPUEBLO. SUERTE EN LA LUCHA Y HASTA LA VICTORIA SIEMPRE!
Quote
 

Agregar Comentario


Código de Seguridad
Refrescar

Suscribirse a nuestro Boletín

Ingrese su email:

Columna de Opinión por Autor

pluma_y_papel

logo-inferior   Copyleft 2012 Lima - Perú   KYBERNET
Gestionamos información para generar conocimiento
Web site desarrollado por Kybernet, usando Joomla con licencia GNU/GPL.
google adsense adwords google adsense adwords