porno

El Perú avanza y condena

El Perú avanza y condena

op01-pobreza03

Por Francesca Emanuele

El Perú avanza; pero avanza tan rápido que no se detiene a recoger a quienes se quedan rezagados en la cola, los mismos excluidos de siempre, los rurales, los que viven en condiciones paupérrimas en las urbes, los indígenas, las prostitutas, los negros, las empleadas del hogar, los quechuahablantes, los campesinos, las madres solteras y la gran mayoría de niños que, en lugar de acceder a lo que los sociólogos llamamos "movilidad social", expían una sistemática "reproducción social". Los pobres dejarán como herencia a sus hijos aquella pobreza que los acogió al nacer. Nacerán, se reproducirán y morirán en equiparables condiciones en las que sus padres lo hicieron, y casi en las mismas en las que sus hijos lo harán.

El sueño americano -esta idea de que nacemos en libertad y partimos de una igualdad de oportunidades gracias a la que, con esforzarnos, podremos llegar a alcanzar lo que queramos ser en la vida- es una patraña, una mentira endémica en las voces de nuestros políticos, en las de nuestros profesores, en las de los curas en las iglesias, en los libros de primaria y secundaria, en los medios de comunicación. Un discurso simplista que a veces repetimos achacándonos la responsabilidad de nuestro éxito o fracaso, obviando repetidamente que las condiciones de existencia direccionan nuestro porvenir en un país en el que el Estado no es y no ha sido capaz de redistribuir la riqueza y de proveernos de derechos efectivos que nos posicionen a todos, cuanto menos, en la misma línea de partida.

Así, superando los miedos y los discursos fáciles, debemos decir que en Perú la meritocracia no existe (que la suplanta nuestra familia, su dinero y sus influencias), y que precisamente por eso los 9 millones de peruanos que al 2012 viven en situación de pobreza están condenados a subsistir en un círculo vicioso que el gobierno no hace méritos por destruir.

Sería ruin cerrar los ojos y pensar que el 19% de niños peruanos que sufren de desnutrición crónica no tendrán secuelas que limitarán su desarrollo y capacidades de aprendizaje. Sería iluso creer que el 41% de los niños peruanos menores de 3 años que sufren anemia vivirán sin padecimientos en un país con 12 millones de personas sin seguro de salud. Sería mezquino no reparar en que estamos en una nación que estigmatiza y lastra a parte de su futuro, un futuro que será el reflejo de un presente en el que el 36% de niños del interior del país no pueden asistir a la escuela.

Y ahora, en esta legislatura, la del "Perú avanza", la que nos dio esperanza de cambiar una estructura de país injusta y sembrar la semilla de una potencial "movilidad social" para las millones de víctimas de la miseria y la desigualdad; ahora es cuando muchos nos echamos las manos a la cabeza y vemos que era mentira, tan mentira como el discurso manido del sueño americano. Entonces, que no le extrañe a esos que hacen avanzar al Perú en la dirección de siempre, la de una enraizada desigualdad de oportunidades y una pobreza lacerante, que su aprobación como gobierno haya caído estrepitosamente entre las poblaciones más abandonadas y que, adicionalmente, los conflictos y manifestaciones sociales sigan una pauta creciente, atendiendo a que la cruda realidad de continuada "reproducción social" no se está intentando atajar por ningún flanco.

Agregar Comentario


Código de Seguridad
Refrescar

Suscribirse a nuestro Boletín

Ingrese su email:

Columna de Opinión por Autor

pluma_y_papel

logo-inferior   Copyleft 2012 Lima - Perú   KYBERNET
Gestionamos información para generar conocimiento
Web site desarrollado por Kybernet, usando Joomla con licencia GNU/GPL.
google adsense adwords google adsense adwords