porno

Crecimiento y pobreza: una comparación regional

Crecimiento y pobreza: una comparación regional

op00-plantilla

Por Julio Gamero

En el 2008, de acuerdo con la información oficial, un 36,2% de la población del Perú se encontraba en situación de pobreza. Ello significaría una disminución de cerca de 13 puntos en los últimos 4 años. Sería poco más de 3 millones de personas que pasaron el umbral de la línea de pobreza. No obstante, si se compara dicho resultado con el crecimiento de la economía, en una perspectiva regional, dicha performance no resulta tan elocuente.

Durante el ciclo expansivo, solo Argentina registró una variación del PBI per cápita mayor que la del Perú (ver Tabla adjunta). El crecimiento económico del país fue superior al de todos nuestros vecinos. Sin embargo, en términos de su impacto sobre la disminución de la pobreza y pobreza extrema, los resultados no son muy halagadores.

Salvo Paraguay, en todos los países el crecimiento económico vino asociado con una disminución de la pobreza extrema (indigencia) superior a la de nuestro país. Y, descontando a Colombia, en todos ellos la pobreza se redujo proporcionalmente más que en el Perú. En países como Bolivia, el crecimiento de su PBI per cápita –1,9%– fue claramente más efectivo que el 5,0%, en términos de su efecto sobre la disminución de la pobreza.

La asociación entre pobreza y la variación del PBI per cápita pone en cuestión la naturaleza del crecimiento económico y la relevancia de la desigualdad en nuestros países. Si el Perú, por ejemplo, hubiera tenido la elasticidad pobreza, producto similar a la de Chile, la población bajo la línea de la pobreza no sería el 36% sino un 23%. ¿Por qué nuestro crecimiento económico solo es la mitad de lo efectivo en términos de reducir pobreza?

Una primera respuesta se relaciona con qué sector lidera el crecimiento de la economía. Diversas investigaciones han encontrado que el sector primario exportador tiene menos impacto que otro articulado a procesos de mayor valor agregado y que no contraponen el mercado interno con el externo. Por ello el crecimiento económico de Brasil tiene más efectividad en reducir la pobreza, no obstante que su PBI per cápita creció mucho menos que el del Perú.

Otra respuesta se encuentra en el papel que juega la distribución del ingreso en el país. En el Perú, la desigualdad le resta efectividad al crecimiento económico. Así, entre el 2004 y el 2007, la pobreza se redujo en 9 puntos cuando por acción del crecimiento del producto, debió bajar en 13 puntos. Es decir, casi un millón de peruanos no salieron de la pobreza por lo inequitativo de la distribución del ingreso.

Si la inclusión social pretende aparecer, hoy, con más fuerza en el discurso oficial, tendría que prestársele mucha mayor atención a la primera ronda distributiva: a la distribución funcional del ingreso (Utilidades, ingresos del trabajo e impuestos). ¿Se hará algo por ello?

Agregar Comentario


Código de Seguridad
Refrescar

Suscribirse a nuestro Boletín

Ingrese su email:

Columna de Opinión por Autor

pluma_y_papel

logo-inferior   Copyleft 2012 Lima - Perú   KYBERNET
Gestionamos información para generar conocimiento
Web site desarrollado por Kybernet, usando Joomla con licencia GNU/GPL.
google adsense adwords google adsense adwords