porno

El MRTA y las elecciones

 

El MRTA y las elecciones

op-mrtaPor Carlos Tapia

Una de las ausencias del Informe Final de la CVR es que no se dice nada respecto de la problemática política que se podía generar con los terroristas que salen libres después de haber cumplido su condena. Para algunos medios, ciertos congresistas y otros líderes de opinión, tanto por lo que se dice o por lo que se calla, pareciera que lo mejor sería que nunca salieran libres. Para los más extremistas, que ni siquiera debieran haber entrado, es decir, que mejor se les hubiera matado. Que nunca iban a dejar el camino de la violencia.

Hace algunos meses, miembros del MRTA salidos en libertad después de pagar su condena en prisión, declararon su voluntad de integrarse al sistema democrático formando un grupo denominado Patria Libre para lo que estaban recogiendo firmas y así poder inscribirlo como un partido legal. Algunos lo vimos como un paso adelante. Otros, la mayoría, mostraron dudas y escepticismo, pero un núcleo duro derechista advertía que sólo era una maniobra "para ganar tiempo" y que "gallina que come huevo...".

En los últimos días, como dando la razón al extremismo derechista, hemos leído un texto público que busca justificar lo hecho por el MRTA durante los años de la violencia, reivindicar a sus muertos y presos, ratificarse en el carácter clandestino de su partido, afirmar la necesidad de contar con un ejército tupamarista y... participar en las elecciones del 2011, en todo caso, apoyando a Marco Arana, Ollanta o Pizango. A pesar de ser un sancochado ideológico y buscar favorecer no se sabe qué o a quién, no ha sido desmentido por quienes debieron hacerlo.

Muy extraño lo que está sucediendo. Nadie podría imaginarse a José Mujica -actual presidente de Uruguay y en su tiempo jefe guerrillero por los que pagó largos años de dura carcelería- decidir participar legalmente en la política pero, a la vez, aceptar que su partido tenga una vida clandestina y reconocer la necesidad de mantener una estructura armada ilegal. Tampoco, por ejemplo, que Antonio Navarro Wolf -actual senador Colombiano que en su época fue el jefe de las guerrillas del M-19- hubiera consentido que su partido mantuviera una estructura secreta y armada a la vez que era un pre candidato a la presidencia de Colombia por el Polo Democrático Alternativo. No sólo sería una torpeza política sino, además, darles en la yema del gusto a sus adversarios políticos.

Habría que recordar que en todas partes donde no hubo una negociación para dejar las armas, y derrotado el proyecto político y militar insurgente, siempre aparecen "rezagos" de diferente tipo. Unos por añoranza del pasado, otros ligados al ámbito de la violencia delincuencial y, también, los orquestados por aquellos interesados en mostrar una supuesta permanente amenaza del terrorismo, y así generar miedo en la población para favorecer al lado oscuro de la política.

¡Y todo esto en momentos en que Armando Villanueva ratificaba en una última entrevista la justeza de pedir la amnistía para Víctor Polay!

Agregar Comentario


Código de Seguridad
Refrescar

Suscribirse a nuestro Boletín

Ingrese su email:

Columna de Opinión por Autor

pluma_y_papel

logo-inferior   Copyleft 2012 Lima - Perú   KYBERNET
Gestionamos información para generar conocimiento
Web site desarrollado por Kybernet, usando Joomla con licencia GNU/GPL.
google adsense adwords google adsense adwords